jueves, 20 de marzo de 2014

Reseña de anime "Sword Art Online (SAO)"

Hola bloggeros!!
Tras acabar mis exámenes de final de evaluación fui libre (por fin!! Creo que cuando salí de mi último examen oí resonar el "Aleluya" en mi cabeza a toda leche, os lo aseguro) y pude dedicarme a algunas de mis frikitareas pendientes. Entre ellas estaba ponerme al día del manga de Bleach y verme Sword Art Online, este anime que me habían recomendado varios de mis amigos. Me lo he acabado esta misma tarde, y aquí os vengo una vez más con mis locuras y mi crítica acerca de este anime. Bueno, como ya sabéis, soy una bocazas, así que esta crítica contiene SPOILERS: si no queréis que os spoilee el anime entero, salid de aquí como alma que lleva el diablo.


Info general:
Sword Art Online es un anime basado en una serie de novelas ligeras (novelas muy comunes en Japón que utilizan escritura sencilla y palabras fáciles de comprender) escritas por Reki Kawahara e ilustradas por Abec. Fue estrenado en 2012 y cuenta con 25 capítulos los cuales cubren los dos primeros arcos de la serie de novelas.
Ha sido también adaptado a manga y una segunda temporada saldrá en julio de este año.

Sinopsis:

Año 2022. El mundo virtual ha avanzado de tal manera que ha sido desarrollada la inmersión total en el juego; es decir, el jugador es capaz de introducirse literalmente en el juego gracias al NerveGear, un casco de alta tecnología que accede al sistema nervioso del jugador. Este juego es Sword Art Online, abreviado SAO, creado por Akihiko Kayaba.
El día del lanzamiento, nuestro protagonista, Kirito, y otros 9.999 jugadores, entran en el juego sólo para descubir que son incapaces de desconectarse, es decir, salir del juego a voluntad. En estas circunstancias, se informa a los jugadores de SAO de que no pueden salir del juego hasta completarlo (es decir, hasta llegar al nivel 100 y derrotar al jefe que allí se encuentra). Y lo más importante; un game over en el juego significaría la muerte en la vida real. Si mueres en el juego, mueres en la vida real.
Así, Kirito se ve inmerso en un juego por la supervivencia, un juego que ya no es un juego, sino una macabra prueba de poder. Y así conocerá a Asuna, una muchacha de armas tomar, y con quien vivirá varias aventuras en su empeño por terminar el juego; aventuras que no sólo tienen que ver con una buena pelea de espadas, sino con los sentimientos que nacen de lo más profundo del corazón.

Mi opinión general:
Tal y como habéis leído arriba, cuando acabé con los exámenes necesitaba un descanso, hacerme un ovillo en la cama bajo un lío de mantas y desconectar del mundo. Tenía mucha curiosidad con este anime desde hacía un tiempo; había visto a gente en las japans cosplayeada de los protas y miles de carteles por ahí, y había leído la sinopsis. Me llamaba, y me llamaba a gritos, y ya cuando me lo recomendaron, tenía claro que tenía que verlo. Así que el sábado empecé...y fue un vicio total y absoluto.
El primer día me vi los primeros diez capítulos; creo que me tiré hasta las 3 y media de la mañana como una psicópata pegada a la pantalla del portátil.
Es un anime con un argumento entretenido, unos personajes muy majos, se ve rápido (no tiene rellenos!! Lloro de felicidad :;) ) y unos gráficos bonitos. También tiene momentos graciosos, pero no hilarantes; si buscáis un anime en el que te partas de la risa, no es éste. Sin embargo, a pesar de todo lo payasa que soy, también soy una sensiblona, y por eso creo que me ha gustado tanto este anime. La historia entre Kirito y Asuna es preciosa; de esa chica a la que poco le importaba vivir o morir al principio, a la mujer luchadora y fuerte del final, y de ese chico solitario y un poco soso al hombre arrasador y dulce del final. Este cambio de ambos viene de lo que han vivido juntos, del vínculo que tienen, y de ese amor por el que lo dan todo. Realmente soy una sensiblona; adoro a estos dos. Su primer beso fue para mí un ajshhjdjakfdjgvds; hasta ahora, uno de los más bonitos que he visto en anime. Eso sí, me hizo muchísima gracia que se tiren 10 capítulos que sí que no y luego en el mismo, se besan, se acuestan y se comprometen. Olé vosotros, chicos.

Es cierto que las peleas no son tremendamente espectaculares, especialmente si estás acostumbrado a las peleas de un porrón de capítulos,  pero cumplen y la verdad es que no me han decepcionado en absoluto (Kirito con su Starburst Stream a mí me mató; y ya contra Heathcliff y Eugene...fangirleando. Y contra Oberon/Sugou, con la mala leche que yo tenía encima con el colega, sólo podía pensar "mátalo, mátalo").
En cuanto a la estructura del anime, está dividido en dos arcos, el arco Aincrad y el arco ALO. Yo tengo que reconocer que me ha gustado algo más el primero, el que se desarrolla en SAO, más que nada porque me encanta ese aire medieval. Me gusta más la ambientación, los personajes que aparecen y sus equipos (Kirito con esos pelos en el arco ALO me mataron, en serio...tuve que contenerme durante unos buenos cinco minutos para no reírme, y al final no lo conseguí). Además de que yo en el arco de ALO estaba sufriendo. Pobre Asuna, pobre Kirito y pobre Sugu (aunque ella no sea santo de mi devoción, la verdad es que acabó dándome un pelín de lastimica). Pero sobre todo pobres Asuna y Kirito. Esto no quiere decir que no me guste el arco de ALO; la ambientación mágica y de hadas está muy bien y es muy bonita visualmente, pero a mí me gustó más el primer arco.
Una pega que le pongo es que en los primeros capítulos despista un poco; hay muchos saltos entre capítulos y cuesta un poco pillar la dinámica, pero eso se solventa rápidamente.
Esta vez, la banda sonora no es para mí algo especialmente destacable; los openings no están mal, pero no son muy pegadizos a mi parecer. El que más me gustó fue el segundo ending, ése sí que iba tarareándolo mientras recogía la mesa después de cenar. También me encanta el tema instrumental que se oye con Kirito y Asuna. Es muy medieval y me gusta; me parece muy tierna.

Personajes:

Principales personajes de SAO


Como ya os podréis imaginar, hay bastantes personajes, no tantos como estoy acostumbrada en un anime, pero también es verdad que SAO es cortito y esa es posiblemente la razón de que no haya tantísimos personajes. Además, como la historia se basa sobre todo en Kirito y Asuna, no hay un exceso de personajes secundarios y lo cierto es que su trasfondo está poco desarrollado. En fin, como hice con Bleach, yo os voy a comentar a los que más me gustan o destacan para mí.
Comenzamos con el protagonista absoluto, Kirito, o Kazuto Kirigaya, pero para mí, siempre va a ser Kirito. No me sale llamarle por su nombre real, jajaja, lo siento Kirito-kun ;). Como en todo, siempre tengo un personaje favorito, por lo general, masculino, y en este caso, ése es Kirito, el "beater" de SAO. Como ya os podréis imaginar, le adoro, me parece un personaje muy dulce, y se hace querer. Tiene fuerza, determinación, cierto sarcasmo y algún momento gracioso, y el amor que siente por Asuna a mí me llega al alma; lo da todo por ella, realmente iría al fin del mundo por ella. Tiene una gran evolución; los eventos de SAO y encontrar el amor le cambian para mejor, aunque desde un principio a mí me caía muy bien, aún siendo un poco frío y distante; también destaco que el muchacho llora, sí LLORA, y no le da ninguna vergüenza, a ver si aprenden algunos por ahí. Esas gilipolleces de que los chicos no lloran...¿qué pasa, no tienen derecho a tener un bajón, o qué?
Y además, esa forma de pelear con dos espadas, que por cierto, son una pasada, y el traje que lleva en SAO, que a mí me mola un montón, le suben puntos.
Lo dicho, yo quiero un Kirito-kun para mi cumple.
Kirito y Asuna
Y de Kirito pasamos a la protagonista femenina, Asuna. Creo que por segunda vez en mi vida me cruzo con un personaje protagonista femenino de anime que me cae bien; la primera fue Rukia en Bleach (aunque Erza, de Fairy Tail, también me cae muy bien, pero ése aún no me lo he acabado). Asuna no es la típica niña tonta siempre en apuros que necesita al protagonista para que la salve cada dos por tres, sino todo lo contrario. Ella le salva el culo en un par de ocasiones, igual que él a ella. Se protegen el uno al otro por igual, y eso me gusta mucho en su relación. Asuna sabe defenderse, es toda una maestra con la espada, y no tiene ningún miedo de calzar un buen tortazo cuando alguien se lo merece. A mí esta muchacha me llegó al alma con su fe inquebrantable en Kirito, y cuando se sacrifica por él, al borde del lagrimón que estuve. La eché bastante de menos en el arco de ALO, con Kirito, pero en fin, la pobre estaba capturada, qué se le iba a hacer...¿He dicho ya que me encanta su uniforme en SAO? Porque me mola mucho.
En cuanto a la relación entre ambos, ya he dicho que me parece preciosa...hay varios momentos que se me quedaron grabados, especialmente su primer beso ("mi vida te pertenece, úsala como te plazca"), su charla antes de enfrentarse al jefe del piso 75, su reencuentro en la jaula, ese primer beso en la vida real, sus momentos con Yui.
Y eso me lleva a Yui, la primera secundaria que voy a mencionar. Es tan tierna, tan achuchable, tan dulce...su relación con Kirito y Asuna, sus "padres", es algo que realmente ablanda el corazón. Y la niña es una monada. Realmente me llegó a la patata la niña, y que nadie me diga que sólo es un programa, porque es evidente que es mucho más; la escena en la que empieza a desaparecer a mí me partió el corazón (algo parecido me pasó con Sachi, la compañera de Kirito en el gremio de los Gatos Negros Iluminados por la Luna; el momento en el que muere es desgarrador, pobre Kirito). Además de Yui, hubo otro secundario que aparecía esporádicamente y que a pesar de ello me llegó muchísimo, me cae genial: Klein. Tiene esa venita de payaso que tanto me gusta en los personajes de anime y que tanto me hacen reír. Se comporta como un auténtico amigo para Kirito, algo que, teniendo en cuenta que al pobre no le tienen en mucha estima por ser un beta tester y además un pelín frío el muchacho, pues se agradece. Lo mismo digo para Agil, otro que también tiene buenos puntazos.
Espadas de Kirito y Asuna (que me encantan)
Para cerrar con los buenos, os hablo de Lisbeth, "Lis", la herrera, que me recordó un poco a mí con sus sentimientos no correspondidos, y de Suguha "Sugu" (sí, lo sé, a mí también me suena a Sugus), también conocida como Leafa. Con Sugu tengo que admitir que he tenido sentimientos contradictorios. Por un lado me daba pena; un amor no correspondido siempre duele a horrores, pero por otro me entraban ganas de pegarla. Por tonta. En primer lugar, tía, te has criado con él como si fuera tu hermano, ¿cómo tienes esos sentimientos hacia él? Sí, lo sé, no se pueden controlar los sentimientos, no es su culpa, pero no me entra en la cabeza cómo puedes desarrollar algo así por alguien al que creías tu hermano durante toda tu puñetera vida. Y en segundo lugar, ¿cómo coño no te das cuenta de que Kirito es Kazuto? ¡Pero si en lo único que cambia su Avatar es en los pelos pincho y las alas en la espalda so mongola! Si tanto le quieres, ¡deberías haberte dado cuenta de ESO! También me molesta que se comporte así con el muchacho que está enamorado de ella. Tía, que tú estás sufriendo por un amor no correspondido, ya te vale tratar así al pobre chaval cuando sabes lo que duele...En fin, no es mi personaje favorito, pero no le cogí asco de verdad.
Y así nos vamos con los dos malos destacados de la serie: Akihiko Kayaba (Heathcliff) y Nobuyuki Sugou (Oberón).
Del primero, creador de SAO, admito que no sé muy bien qué pensar. Es malo, sí, pero no es el que se me ha atravesado en la garganta y cada vez que aparecía quería matarle estampándole la cabeza contra el suelo; ese honor lo tiene Sugou. Kayaba me cabreó cuando mató a Asuna, y cuando encerró a 10.000 personas en un juego mortal porque sí, pero realmente no me cae tan mal, puede que porque al final acaba ayudando a Kirito.
El que es un malo asqueroso, repulsivo, y que sí que tenía ganas de asesinar mediante tortura, es Sugou,. Por dios, a ése sí que le odié con todas mis fuerzas. Tanto, que en la pelea contra Kirito yo estaba "¡Venga, córtale la cabeza, mátale, le quiero desmembrado en el suelo!" Sí, soy una jodida sádica, pero con Asuna el muy cerdo se pasa mucho...y con Kirito también. ¡Y a mis niños no los toca ni Dios! Eso ya era personal...

Conclusiones finales y mi nota particular:
Voy a intentar no enrollarme mucho aquí, porque estoy cansada y supongo que vosotros también de leer mis desvaríos.
En fin, SAO es un buen anime, con una historia original y curiosa, engancha y se ve rápido, con personajes a los que te dan ganas de acompañar en la siguiente aventura. El principio es un poco extraño, pero dadle una oportunidad, porque una vez que coge ritmo, es adictivo. Combina las peleas del shonen y el romance del shojo, y yo creo que por eso me ha gustado tanto. Espero que la segunda temporada no baje el ritmo y que sea, si no mejor, al menos tan buena como esta. 
Yo os lo recomiendo totalmente, de hecho, en cuanto pueda lo volveré a ver :D.
Mi nota para "Sword Art Online" es:
8,5/10



Nos leemos bloggeros, muchos besos!!

domingo, 2 de marzo de 2014

Reseña de anime: "Bleach"

Ohayo bloggeros. Bueno, tal y como os dije en la entrada de la primera reseña de manga que hice, por fin os voy a dar mi reseña de anime, en este caso uno de los shonen más conocidos y más vistos del mundo: "Bleach", que me acabé este pasado viernes. Y en fin, ya era hora, porque siendo ver anime uno de mis hobbys favoritos, manda narices que aún no haya escrito ninguna reseña de ninguno. Os aviso, esta crítica contiene SPOILERS así que los que no os hayáis visto este anime y queréis verlo, o los que lo estéis viendo actualmente, salid de aquí por patas antes de que os spoilee el anime entero.

Info general:
"Bleach" es un manga creado por Tite Kubo en el 2001. El manga fue posteriormente adaptado a una serie anime, que concluyó tras 366 capítulos. Actualmente, el manga continúa y se encuentra en su último arco (en teoría, pero con los mangakas, nunca se sabe).

Sinopsis:

Ichigo Kurosaki no es un adolescente de quince años normal, nunca lo ha sido; desde que tiene memoria, Ichigo puede ver fantasmas, y será precisamente esta cualidad suya lo que convertirá su vida en un tornado de emociones y aventuras. Un buen día, Ichigo se encuentra por casualidad con la Shinigami (Dios de la muerte japonés) Rukia Kuchiki. Esta pequeña, pero muy temperamental shinigami le explicará al chico mediante unos dibujos bastante peculiares (por no decir horrendos, pero shhh, que Rukia se enfada y nos pega, que se lo digan si no al pobre Ichigo) que su misión es guiar a las almas buenas, "Plus", a un lugar llamado la Sociedad de las Almas, y perseguir y derrotar a las almas malvadas, "Hollows". En un principio, Ichigo no está dispuesto a creerse nada de lo que Rukia le explica, pero cuando un hollow ataca su casa y Rukia queda herida protegiéndole a él y a su familia, la shinigami no tiene más remedio que pasarle sus poderes de shinigami a Ichigo, desencadenando una serie de eventos que pondrán a prueba la determinación y el deseo de Ichigo de proteger a sus seres queridos, y que lo transformarán de un peculiar muchacho de secundaria en todo un héroe.

Mi opinión general:
Empecé a ver este anime a finales de agosto, principios de septiembre del año pasado, mientras estaba de vacaciones con mis tías. Me había dicho mucha gente que estaba muy bien, que me lo tenía que ver sin falta, porque a mí me gustan este tipo de series. Sin embargo, yo no quería meterme en otra serie larga (tío, son 366 capítulos) porque el insti estaba a punto de empezar y yo me conozco, que me vicio y me pierdo, pero mis tías no me hicieron mucho caso y me plantaron el primer capítulo.
Me enganchó al instante.
Fue ver el primer capítulo y ya sabía que este anime se iba a convertir en uno de mis favoritos. Adoré desde un primer momento la historia; me pareció original y me dejó con la curiosidad carcomiéndome por dentro, deseando ver más. Adoré el ceño fruncido de Ichigo tras el que se esconde ese lado sobreprotector por aquellos que le importan y el carácter fuerte de Rukia (me recuerda un poco a mí misma, con esa mala leche :D), incluso sus dibujos horrendos. Y sobre todo, adoré la relación que tienen estos dos. Desde el primer momento se ve esa dinámica tan especial y esa química que tienen; se pasan la vida peleándose por cosas tontas, pero darían la vida por el otro sin dudarlo, y en cuanto el uno falta, el otro está perdido. Amo a estos dos, en serio, aunque el anime sea un shonen y todo lo que me quieran decir. Sí, soy una fan Ichiruki total y absoluta. ¿Ichigo y Orihime? Por favor...esa mirada en los ojos de ambos cuando Rukia debe volver a la Sociedad de las Almas, cuando se desvanece ante sus ojos, cuando regresa, el "Rukia fue quien me salvó, quien cambió mi mundo, quien paró la lluvia"...¿¡qué más pruebas puede haber!? Estos dos se aman y punto.
Pero no creáis que sólo me gusta este anime por esto. No, en absoluto.
Me gustan los shonen por lo que me gustan; porrazos, sangre, peleas, momentos divertidos, momentos de drama.
Este anime tiene momentos muy, muy divertidos (yo he llorado de la risa con este anime, tal que así) y momentos muy, muy tristes (sí, también he llorado); tiene peleas y batallas que te dejan pegado a la pantalla mordiéndote las uñas. Tiene personajes entrañables, con los que sufres, te ríes, lloras, en resumen, empatizas. Se hacen querer, o se hacen odiar, y para mí eso es muy importante en un anime, manga, libro, película, o lo que sea.
Yo he disfrutado mucho viendo este anime, pero también hay ciertos inconvenientes.
El primero es la excesiva cantidad de relleno sinsentido que te meten de repente. "Bleach" tiene mucho relleno, y eso es la pesadilla de cualquier otaku, pero es soportable si el relleno es coherente.
Pero no. Aquí están en Hueco Mundo y de repente, en mitad de la pelea entre Grimmjow e Ichigo te meten una saga de relleno de unos veinte capítulos en el cual de repente y sin saber por qué, han salido de Hueco Mundo y vuelven a estar en el Mundo de los Vivos. Y tú, enganchado como un gilipollas, te quedas con cara de: "¿¡WTF, pero qué me estás contando, colega?!"
Sí, esa es una de las desventajas de este anime, pero no es la peor, porque si no, puedes coger y hacer lo que hice yo: me salté los rellenos. Me vi el primero, la saga de los Bound y me dije que no veía más. Así que me he visto el anime saltándome arcos de relleno. Tengo pensado volver y verme estos arcos, más que nada porque alguno me llama la atención, pero en aquel momento, que estaba tan enganchada y con tantas ganas de saber qué pasaba, me negaba en redondo a verlos.
Bueno, lo del relleno es pasable.
Otra cosa que molesta un poco es la censura del estilo a un personaje le cortan por la mitad en el manga, pero en el anime sólo le apuñalan en el estómago. Esto me molesta un poco, pero es comprensible y entiendo que no quieran ser tan bestias, especialmente por lo mucho que se critica.
Lo que ya es imperdonable es que hayan dejado de hacer el anime tras el arco de Xcution.
¿¡Por qué, desgraciados, por qué!?
En serio, me fastidia muchísimo que dejen de hacer el anime cuando el manga sigue. Ya me lo hicieron con "Vampire Knight", y me sentó como una patada en el estómago, pero lo de "Bleach" para mí es imperdonable. Llegué al último episodio y me quedé con esa sensación de "Hay más, pero no hay más". Me explico; me quedé incompleta, como si faltara algo. Yo ya sabía que el manga seguía, pero aún así, me quedé peor de lo que esperaba. ¿Aquí se acaba? Sí, pero no parece un final en absoluto. Es muy repentino, y ojalá decidan seguirlo, pero en fin, siempre queda el manga.
Algo muy destacable es que me encanta la banda sonora. Los openings y endings me encantan casi todos, con alguna excepción, claro, y también me encanta "Number One", de Hazel Fernandes, tema de Ichigo durante el arco de la Sociedad de las Almas, el que creo que calificaría como mi arco favorito, aunque el de Hueco Mundo y la Falsa Ciudad Karakura también me gustan mucho. Son el tipo de música que me pongo para ir a correr y motivarme yo sola jajaja (y funciona ;) ).

Personajes:

Algunos de los personajes de Bleach


Bueno, como os podréis imaginar no puedo ir uno por uno porque son un porrón y me podría hacer vieja escribiendo, así que os voy mencionando a los principales y los que destacan más a mi parecer. Eso sí, son unos cuantos, así que preparaos...

Ichigo y Rukia
Cómo no, Ichigo y Rukia, nuestro equipo de shinigamis por excelencia. Ya os he dicho lo muchísimo que me enamoran juntos; son divertidos y a la vez muy tiernos, pero tiernos en una manera tan suya, que no se puede calificar de ternura como tal; lo darían todo el uno por el otro, pero no son del tipo pegajoso (más bien del "o te animas o te animo yo a guantazos"). Y eso me gusta mucho. Su relación es muy particular, y me encanta cómo Rukia es la única que puede hacer que Ichigo se levante después de caerse, y cómo Ichigo lo da todo por la gente que quiere. Tras el salto de tiempo quería pegarle un poquito, porque a mi entender era bastante evidente que los de Xcution no eran trigo limpio; venga tío, ¿¡quién coño se fía de un tipo con pinta de macarra que te da una tarjeta con un número para que le llames a una organización siniestra!? Pues evidentemente, Ichigo. Nene, tenías un guantazo en ese momento...digno de Rukia. Pero en fin, ambos son dos de mis personajes favoritos de Bleach, especialmente por lo brutos que son, y lo bien que patean culos juntos jajaja. Además, Rukia ha conseguido algo que no ha conseguido ninguna otra chica principal en un anime: me ha caído bien. Muy bien. Me fastidió un poco que al final del anime el autor le diese una pelea bastante cutre (hemos visto los poderes de Rukia, es Teniente, ¡se merecía algo mejor!), pero la sigo queriendo igual, pelea triste aparte.
Y ahora nos vamos con los amigos y familiares humanos de Ichigo: bueno, humanos en parte, porque su padre, Isshin...muy humano que se diga no era. La verdad es que me lo imaginaba; ¿de dónde habrían salido Ichigo y sus poderes de shinigami si no? pero fue una grata sorpresa ver que este loco hilarante también puede ponerse serio (pero loco total y absoluto, el hombre está como una cabra; igual que Kon, que también es buenísimo). Masaki, la madre de Ichigo, su historia es tan triste y cómo él piensa que es por su culpa, que parte el corazón en dos, y Yuzu y Karin, sus hermanas gemelas (bueno, mellizas, porque de gemelas tienen poco), que cumplen bastante bien como personajes de apoyo, pero tampoco mucho más. Los que sí que cumplen y además me parecen unos personajes totales son Kisuke Urahara y Yoruichi Shiohin. Estos dos son todo un caso, anda que no la lían parda. Debo reconocer que me enfadé un pelín con Urahara por lo del Hogyoku, pero en fin, al sandalias se le perdona todo. Y Yoruichi me encanta, toda una mujer con carácter, sí señor. Y cuando se descubre que no es un gato...madre, lo que me pude reír.
Y de una mujer que me cae muy bien llegamos al personaje al que yo creo que he tenido más ganas de matar a lo largo de la serie: Orihime Inoue. Dios, qué tostón de niña, en serio, y qué guantazo tenía en la cara...
Al principio no me caía mal, tenía un punto payaso que me hacía bastante gracia, pero a partir de la saga de los Arrancar, empezaron mis ganas de estrangularla. Kurosaki-kun, Kurosaki-kun, Kurosaki-kun...
¡Madre de dios niña, ¿no sabes decir otra cosa!? Llegué a contarla en un capítulo y lo dijo unas veinte veces. ¡Y salía poco más de diez minutos! Madre mía, hubo un momento en el que me hubiera gustado meterme en la pantalla y abofetearla hasta quedarme a gusto. Es la típica petarda de anime con tetas muy grandes, una inútil de cuidado (bueno, cura de vez en cuando de cuando en vez, por lo menos hace algo útil esporádicamente) y que sólo sabe estar en medio. Y punto. No le pidas más, porque no da para más.
Y como alguien me la compare con Hinata, le arranco la cabeza.
Y que me digan que esta es más guapa que Rukia...¡pero si tras el salto de tiempo parece un champiñón con extensiones y con silicona en las tetas! A esta sí que la llegué a tener un pelín de asco, y tres cuartas de lo mismo me pasa con la teniente del 5º Escuadrón, Momo Hinamori. Otra pava igual, con el Aizen-Taicho...mongola. Para pegarlas. Y pegarlas bien.
Entre los otros amigos de Ichigo están el Quincy Uryuu Ishida y el Fullbringer Yasutora Sado "Chad", los cuales me caen bastante bien. Tienen puntos graciosos, pero me molesta que los hayan debilitado un poco a lo largo de la serie. Pierden fuerza, y se podría haber sacado más de ellos; los desaprovecha mucho, sobre todo en los últimos arcos.

Capitanes y Tenientes del Gotei 13

Y con esto, nos vamos con los Shinigamis y Vizards, para cerrar el círculo de los buenos. En general, los shinigamis me caen bastante bien, unos mejor y otros peor; Renji Abarai, especialmente, fue uno de los que más me sorprendió. En un principio me pareció un poco imbécil, pero luego me encariñé con él, y aunque use el Bankai hasta para hacerse la comida y se lo desmonten más que la casa de los Lego, es también uno de los que mejor me caen. Entre los capitanes está mi otro personaje favorito, el que yo creo que gana por goleada, el capitán Toshiro Hitsugaya. Me encanta este personaje, su carácter, su forma de ser, su Zanpakuto y ese aire de mala leche que tiene, con ese lado dulce que muestra tan poco, así como su relación con la loca de su teniente, Rangiku Matsumoto, a la que también adoro, porque me he reído a horrores con ella. Lo único que no me gusta es que está loquito por la imbécil de Hinamori, pero en fin, el amor es tan extraño...uno no elige de quién se enamora.
Los Vizards
Y ya nos ponemos a hablar de Kenpachi Zaraki y apaga y vámonos. Lo que me he podido reír con el yonkie este de las peleas y con su teniente, Yachiru, madre mía. También me reí con Ikkaku y Yumichika, pero con Ikkaku me cabrée mucho en el arco de la Falsa Ciudad Karakura. ¿Tanto te costaba sacar el Bankai por una causa mayor, colega? En cuanto a los Vizards, me encantan Hiyori y Hirako. Son totales los dos, entre el uno con las caras y la otra con las tortas con las sandalias...
Estoy en buenos términos con Byakuya Kuchiki, porque por muy pomposo y estirado que me parezca, he acabado teniéndole algo de aprecio (aunque admito que durante sus primeras apariciones, estaba deseando que alguien fregara el suelo con su cara, a ver si mostraba emoción alguna), y lo mismo me pasa con Yamamoto, el jefazo de la Sociedad de las Almas. En serio, el abuelillo este me ponía de una mala leche a veces...y hasta que se decidía a hacer algo el muy mamón. Hasta que no masacraron a casi todos sus subordinados, no se puso en marcha el señor; eso sí, cuando se pone, me recuerda a Yoda. Parece que no se puede mover y luego menudas palizas pega...
Y con el que no sabía cómo sentirme era con Gin Ichimaru. No parecía tener motivos para seguir a Aizen, estaba enamorado de Matsumoto y era todo un misterio. Eso sí, tenía claro que malo malo del todo, no era, y que tenía alguna razón propia para seguir al otro petardo, y no por pura devoción. Luego me dio una lástima cuando murió...Pobre Matsumoto.
Y ya, al que sí que no aguanto es a Mayuri Kurotsuchi. Qué asco de tío, qué lástima que Ishida no se lo cargara cuando tuvo oportunidad. Este pseudocientífico con pintas de payaso maquillado por un loco con poco pulso, de verdad, saca lo peor de mí; el Chucky que llevo dentro. Arg, qué asco me da. A ver si en el manga se lo cargan, pero me da que no. Como se suele decir, mala hierba (o mal bicho) nunca muere.
Y, cambiando de tema, en Hueco Mundo tenemos a Nelliel, "Nel", a la que adoro en sus dos formas; de niña y de adulta. Ya podía salir más, porque a mí me parece una monada, además de que es desternillante la jodía. Y mira que me fastidió que no explicaran exactamente por qué se vuelve a hacer peque (que es muy mona, pero cuando lucha de mayor la tía es la caña).
En fin, hay tantos capitanes y tenientes, y todos merecen una mención, pero no puedo tirarme tanto aquí, así que me voy con los malos malísimos.

Aizen y los Espada
 Por supuesto, tenemos a Aizen, el tío más malo que el veneno, traicionero y más controlador que he visto en mi vida (bueno, creo que sin contar a mi ex). ¿Que te rascas la nariz y después estornudas? Todo era parte del plan del colega. Por una parte es un pelín fantasioso (o eso me pareció a mí; venga, ¿de verdad todo, todo lo acontecido en la serie era parte de SU plan?), y por otra, el tío es un jodido genio. Debo decir que me quedé un poco decepcionada con la batalla final (e Ichigo sin poderes, ¿¡pero esto qué es!?). El tío tan crack, tan chulo, y tan invencible y luego un sellito y listo. Y, por supuesto, 20.000 años de prisión, como si no fuera inmortal ni nada...más vale que le tengan controladito, porque a mí me da que este vuelve para morderles el culo. Pero en fin, no me caía del todo mal; no le tengo un asco irremediabe, pero ganas de matarlo entraban. Al que le cogí asco fue a Kaname Tosen. Dios, a ese sí que le odiaba. Vaya un imbécil, qué asquito de tío; tanto rollo con la justicia y blah, blah, blah, y luego la que lía el colega. Y en forma de grillo-hollow asqueroso, ya me repugnaba no sólo su carácter, sino su físico también. Y al otro de los malos que no soportaba era al 10º Espada, Yammy Largo. Me caía mal, y punto. Esa chulería y esa actitud de arrogancia, argg. Lo mismo para el pesado del Szayelaporro Granz, con su nombre impronunciable y su espada pervertida.
Y luego están los malos que me caen bien, especialmente Grimmjow y Ulquiorra, básicamente por sus personalidades. A Grimmjow le adoro porque es un desgraciado, pero un desgraciado de los que a mí me gustan, en plan Kenpachi, pero en Arrancar. Y Ulquiorra es que simplemente me mató con lo de "¿Si te abro el pecho los veré?" Estos dos me parecen los Espada más destacables, además de que sus respectivas peleas con Ichigo son de mis favoritas (de hecho, Ulquiorra versus Ichigo es mi favorita del anime). Que son la caña y punto. También me caían bien Tier Harribel y Coyote Starrk, pero en menor medida.
Los miembros de Xcution
De los Xcution, la verdad, no hay mucho que decir; para mí fueron malos un poco de refilón. A los únicos a los que llegué a ver más o menos como malos eran Tsukishima y Ginjo Kugo, pero este último no es malo realmente, o al menos a mí no me lo parece (y eso que yo desde que apareció estaba "este es malo, este es malo, este es malo"). El pobre hombre tiene motivos para ser malo, y la verdad es que la Sociedad de las Almas la caga como que muy a menudo. La que me hacía bastante gracia era Riruka, sólo por lo loca que estaba, me alegro de que no muriera al final.

Y yo creo que esto es todo en mi opinión en plan Biblia de los personajes de "Bleach" que más han destacado para mí, para bien o mal.

Conclusiones finales y mi nota particular:
En resumen, "Bleach" se ha convertido en mi segundo anime favorito, justo después de "Naruto", que para mí es imbatible. Es un gran anime, me ha dejado con ganas de más y lo pienso seguir en el manga, como toda una buena fan obsesa que soy. Adoro a estos personajes y sus historias, sus risas y sus llantos, y me han mantenido pegada a la pantalla con muchísimas ganas de ver más (lo típico de, a las tres de la tarde, venga un capítulo más y me voy a estudiar, y así hasta las seis y media). Menudo vicio.También destaco que después del salto de tiempo, al principio, tuve la sensación de estar viendo una serie nueva, cosa que no sé si me gustó o no. Echaba de menos a Rukia, Renji y todos los demás, así que cuando aparecieron para mí fue la repanocha.
Para mí, lo mejor de este anime es la historia y sus personajes, mientras que lo peor es la cantidad de relleno sin ton ni son, y que lo corten así de repente. Eso me ha dolido en el alma, en serio. Me quedé de repente con unas ganas de llorar cuando acabó, que casi me pego por ñoña.
Si os gusta el anime tanto como a mí, especialmente en los que hay peleas para rato, y aún no lo habéis visto, os lo recomiendo. Eso sí, cuidado porque engancha, ¡esperaos a las vacaciones si no queréis acabar con el temido mono del anime!
Mi nota para "Bleach" es:
9/10
Le he bajado un poco porque me cabrée mucho con el final, y porque la pelea final con Ginjo me parece un pelín floja para todo lo que podía haber sido.

En fin, después de esta Biblia gigantesca que os he soltado, ya os dejo tranquilos.
Besos bloggeros. Sayonara!!