martes, 31 de diciembre de 2013

¡¡Feliz 2014!!

Hola bloggeros!!



Os traigo la última entrada del año, sin otro propósito, que desearos una noche divertida y un año mágico y feliz (¡y que no os atragantéis con las uvas :P!). Espero que os lo paséis genial con vuestra familia, amigos, etc. esta última noche de 2013, que hayáis tenido un buen año y que el que viene sea aún mejor.
Por mi parte, yo estoy bastante contenta con este año que se va. A pesar de los malos momentos (relación amorosa agobiante y tortuosa incluida) también he tenido grandes momentos (que superan en balance a los malos), gracias a mi familia y amigos; ellos son mi mundo, y no sé qué haría sin ellos. Ojalá este 2014 que se aproxima cada vez más sea, si no mejor que este 2013, al menos igual.

¡¡¡Un besazo muy fuerte bloggeros, nos leemos!!! ¡¡¡Y pasadlo estupendamente hoy con la fiesta y mañana con la resaca jajaja (yo lo haré XD)!!!

miércoles, 25 de diciembre de 2013

¡Feliz Navidad!

¡Hola bloggeros!


Aprovecho un ratito entre tanta comilona navideña para saludaros y desearos felices fiestas; que lo paséis muy bien con vuestra familia, amigos y seres queridos, que comáis mucho y que os traigan muchas cosas Papá Noel y los Reyes Magos ;).
Espero que estéis disfrutando de las fiestas y que no estéis muy de capa caída (son fiestas muy entrañables, y por tanto muy difíciles para algunos). Intentad pasarlo lo mejor posible guap@s, ¡y no bebáis demasiado champán ;)!

Cambiando un poco de tema, me apetece hablaros de mi experiencia la semana pasada en mi viaje de esquí, en Andorra (primera vez en mi vida que salgo de España). Debo decir que fue una pasada. Lo pasé estupendamente con mis amigos, a pesar del cansancio y de algunos hematomas en las piernas y en el culo, debidos a unas cuantas caídas en una nieve muy compactada (¡es decir, casi hielo!). Lo peor del viaje fue tener que cargar con el equipo y las malditas botas de esquí, que a más de uno nos provocaron unos buenos moratones en las espinillas. La comida del hotel tampoco era un portento (llegué bastante más delgada; a mi pobre madre casi le da un infarto al ver que se me notaba la cara más "chupada"), pero, gracias a mis amigos, me lo pasé genial; un montón de bromas y risas, algún momento un poco malo y alguno más tierno, pero estábamos todos juntos, lo aprovechamos y lo pasamos bien, y eso es lo importante. En cuanto al esquí, los dos primeros días hubo muchísimas decepciones; nos sentíamos patos mareados, pero una vez que le cogimos el punto, la verdad es que es un deporte que me gusta, aunque me sigo quedando con el patinaje sobre hielo. También estuvimos en Caldea, un "balneario" muy particular en el centro de Andorra la Vella (ciudad por la que también paseamos un poco), donde pudimos relajarnos y probar las fantásticas piscinas. Yo, siendo lo acuática que soy, me lo pasé pipa.
En fin, un viaje lleno de risas y mucha locura, especialmente gracias a mis amigos. Sin ellos nada sería lo mismo y les quiero un montón. ¡Gracias por los buenos momentos chicos!

Bueno, os dejo que sigáis con vuestras celebraciones; yo me voy a disfrutar de mi regalo de Papá Noel con mi madre y mi hermana: el videojuego de Disney Infinity para Wii (sí, es por daros envidia: soy moralmente mala, lo sé, lo admito, y me encanta).
Besos bloggeros!!!

domingo, 8 de diciembre de 2013

Review "Frozen, El Reino del Hielo"

Hola bloggeros!! Sé que llevo una eternidad desaparecida (alguno se extrañará, otro se alegrará, pero en fin...), pero la culpa de todo la tienen mis exámenes...no he podido ni respirar, con eso os lo digo todo.
En fin, estoy de vuelta parcialmente, porque esta semana intentaré escribir alguna entrada, pero la que viene me voy de viaje con mis amigos a esquiar (¡estoy tan emocionada por este viaje :D!), pero prometo que en Navidades haré lo que pueda por actualizar.
Bueno, volviendo al tema que nos ocupa, en esta entrada os voy a hablar de algo que llevaba esperando con ansias desde que me enteré de los primeros bocetos e ideas: el estreno de "Frozen, El Reino del Hielo" (aunque en realidad debería estar haciendo deberes de matématicas, pero bueno...un descansito no hace daño a nadie).
Ayer, por fin, mi hermana y yo conseguimos enganchar a mi madre y mis tíos e irnos al cine a verla, y me lo pasé como una enana. Así que aquí os tragio mi crítica personal de este clásico Disney. Os aviso, contiene SPOILERS:


Info general:

"Frozen, El Reino del Hielo" es la apuesta de Disney para estas navidades; su nuevo clásico basado parcialmente en el famoso cuento de Andersen "La Reina de las nieves". Dirigida por Jennifer Lee y Chris Buck y con banda sonora de Christopher Beck, vocales de Idina Menzel (en España, Gisela), Kristen Bell y Jonathan Groff, con la participación de Demi Lovato en la versión pop de "Let it go".

Argumento:


Verano en la pequeña ciudad de Arendelle. Una nueva reina, Elsa, está a punto de ser coronada. Sin embargo, Elsa tiene un secreto hermoso, pero también muy peligroso: nació con la capacidad de crear hielo y nieve. El problema es que no sabe cómo controlarlo y, cuando involuntariamente da rienda suelta a su poder durante el baile de su coronación, Elsa huye de Arendelle, sumiendo sin querer al reino en un invierno eterno. La única con la voluntad (y locura) suficiente para perseguir a Elsa es Anna, su hermana menor, que, acompañada por el gruñón vendedor de hielo Kristoff, su reno Sven y el simpático muñeco de nieve Olaf, se embarcará en un peligroso viaje por las montañas heladas en busca de Elsa, para pedirle que acabe con el invierno, y para intentar restaurar el vínculo roto con su hermana mayor, algo con lo que lleva soñando años.




Mi opinión general:


Recuerdo que sentí mucho interés cuando oí hablar por primera vez de este proyecto, y seguí su avance desde entonces con muchas ganas y mucha curiosidad. Después de ver imágenes, tráilers y sinopsis varias, mis ganas por verla no hacían más que aumentar; tenía las expectativas muy altas con esta película.
Y puedo decir con la mano en el corazón que no me han decepcionado.
En absoluto.
"Frozen" es todo un clásico Disney; tiene los elementos Disney de todos los clásicos, pero también tiene una frescura que la hace totalmente actual; que la hace nueva, diferente. Y eso no es malo, al contrario. Es lo que hace de "Frozen" una película inolvidable. Está perfectamente hilada y contada, los personajes tienen una gran profundidad y todos son originales, ninguno llega a ser un estereotipo, a pesar de algunas similitudes con otros personajes de la compañía. La propia película es muy profunda; no puedes retener tus problemas, porque estallas, tampoco puedes huir de ellos o de las consecuencias de tus actos, no te fíes de lo que ves a simpe vista.
En el cine, estaba tan contenta como mi propia hermana pequeña, sentada a mi lado, o como todos los niños a mi alrededor. En los momentos alegres me hacían reír, en los angustiosos, sentía la angustia de los personajes, en los tristes estuve a punto de llorar (y dos veces), y eso es algo que yo valoro mucho; la capacidad de que me hagan meterme en la película o en la serie que estoy viendo, o en el libro que estoy leyendo. Valoro que consigan hacer de la historia y los personajes una parte de ti, que consigan enseñarte algo. Y "Frozen" lo ha hecho.
Destaco también la obra maestra que es en cuanto a animación. Es una de las películas más vistosas y más bonitas visualmente que he visto, tiene ese aire Disney que sólo tienen las buenas películas Disney, a lo que tenemos que añadir unos gráficos espectaculares.

Y la banda sonora es simplemente...magnífica. Me encanta tanto en inglés como en español; Idina Menzel hace un trabajo espectacular con "Let it go", que me encanta, y Gisela también, con la versión española "Suéltalo".  Tiene canciones muy bonitas, destacando principalmente "Suéltalo" (mi favorita en la película), "Hazme un muñeco de nieve" (realmente descorazonadora la escena de la muerte de los padres de las hermanas, y ambas apoyadas en cada lado de la puerta, llorando destrozadas) y "Por primera vez en años". También es muy bonita la instrumental que se oye en la secuencia de apertura, "Vuelie" que recuerda irremediablemente a "El Rey León" (mi madre y yo dijimos esto al mismo tiempo en el cine), otro clasicazo de la compañía.
Yo desde luego, salí del cine feliz como una perdiz. "Frozen" es toda una delicia, tanto en historia, como en personajes y lecciones, como en gráficos y música, y ha pasado a ser una de mis películas favoritas (me muero de ganas de verla otra vez, con eso lo digo todo).

Personajes:

    Elsa, tras autoexiliarse de Arendelle y construir su palacio de hielo.

    Elsa, la Reina de las Nieves (Idina Menzel): Mi favorita de la película, sin ninguna duda. A pesar de su apariencia fría, Elsa es dulce, divertida y cariñosa, y sólo quiere proteger a la gente a su alrededor. Se considera terriblemente peligrosa y vive atormentada desde el momento en el cual su magia casi mató a su hermana Anna cuando eran niñas; desde entonces se encierra en sí misma y trata de contenerse, porque es lo único que le han enseñado; que nadie deber saber acerca de sus poderes, que no puede dejar que nadie se acerque. Está rota, perdida y asustada, se siente presionada por su situación y sus poderes, y sólo quiere proteger a su hermana pequeña y sus súbditos. Creo que por eso me gusta tanto; en cierto modo, me siento un poco identificada con ella, especialmente en estos momentos. Todos nos hemos sentido tan perdidos y asustados en la vida como ella.

    Escena de "Let it go". Elsa da rienda suelta a sus poderes por primera vez.
    Es un personaje tan complicado y con tantos matices, lo ha pasado tan mal, ocultándose y alejándose de todos, queriendo a su hermana con locura y rechazándola para no hacerla ningún daño, que sólo puedes quererla en cuanto aparece en pantalla. Me dio tanta lástima y me alegré tanto cuando por fin se libera de sus demonios internos...se me puso una sonrisa de niña de seis años. Por supuesto, su diseño es una pasada (me encanta en su apariencia de Reina de las Nieves, ¡yo quiero un modelito así!), y de niña es una monada, tanto ella como Anna. De lo más achuchables. Mi escena favorita la protagoniza ella, cantando "Let it go" ("Suéltalo") y dando rienda suelta a sus poderes por primera vez.
      Anna (Kristen Bell): Anna, la protagonista de la historia. Me encanta, es un auténtico amor de personaje. Me encanta lo loca que está, lo torpe y divertida que es, y esa cabezonería de no rendirse nunca. Tiene las narices bien puestas la muchacha, y eso me gusta en un personaje (y en las personas, por supuesto). Cierto que Elsa es mi personaje favorito, pero Anna la sigue de cerca. Tiene momentos muy graciosos en la película, en gran parte porque es una torpe redomada, (como yo, jeje) y en gran parte porque tiene muy mala leche (el puñetazo que le pega a Hans al final me ENCANTÓ, así, en mayúsculas), así como también muy angustiosos (el principio, cuando Elsa la golpea con la magia sin querer, y al final, cuando está andando hacia Kristoff en la ventisca, medio muerta, y ve a Hans a punto de matar a Elsa y se interpone y se congela y muere y...modo de llantina activado...). Adoro su vínculo con Elsa, y me da una pena horrible el principio, cuando se tienen que separar sin que Anna entienda por qué y se queda tan solita...y Elsa ahí, sin poder acercarse porque teme herirla...qué triste. Anna también muestra un lado más ingenuo y muy romántico, y me gusta cómo se desarrolla eso a lo largo de la historia; su relación con Kristoff está muy bien llevada, sutil y nada forzada. Momentazo de Anna...bueno, tiene muchos, especialmente el puñetazo citado, con Kristoff, y cantando "For the first time in forever" ("Por primera vez en años") y "Do you want to build a snowman?" ("Hazme un muñeco de nieve"), pero me quedo con su sacrificio para salvar a Elsa, una de las escenas más bonitas y más descorazonadoras que he visto. Su diseño está muy bien, y agradezco de verdad que haya evolucionado desde que la vimos por primera vez, que no sé ni qué parecía, y que no sea Rapunzel 2, como muchos temíamos. No, Anna es simplemente Anna, y eso es lo que la hace un personaje único.

       Kristoff (Jonathan Groff): Kristoff, el solitario y gruñón vendedor de hielo que acompaña a Anna en su viaje. Este tío es total. Criado por trolls y con un reno como su mejor amigo, uno ya se esperaba que Kristoff fuera un poco rarito, pero la verdad es que no es rarito en el mal sentido. Queda un poco desplazado por Anna y Elsa, pero eso era de esperar, y el colega cumple. Me gusta que tras esa apariencia de tipo duro se esconda todo un oso de peluche, su relación con Anna, que es juguetona y cariñosa a la vez, y que tenga ese lado sarcástico y divertido. Es un personaje que me gusta, y me gusta mucho, aunque la manía esa que tiene de hablar por Sven poniendo esa voz tan ridícula...para matarle. ¡Eso sí que da mal rollo! Me extraña que Sven no le atice una buena coz de vez en cuando. En cuanto a su diseño, le han criticado mucho, pero a mí me parece que es muy mono, y que tiene encanto. Es algo diferente a los príncipes Disney hasta ahora y se agradece (¿qué me decís del de Blancanieves? ¡Por dios, si parece una tía! ¡Es más femenino que Blancanieves!). De pequeño, bueno, digamos que en mi opinión, mejora con los años.

         Sven: El fiel compañero de Kristoff. Es uno de los secundarios entrañables que caracterizan a los clásicos Disney, aunque es verdad que Olaf le gana en ese ranking. Al principio Sven no me llamaba mucho la atención, me recordaba mucho a Máximus en "Enredados", pero me alegró ver que no tienen nada que ver. Es achuchable, y de cría, más achuchable todavía; uno de los ejemplos en los que el animal no necesita hablar para interferir en la forma de actuar de los personajes. Simplemente es leal, y eso ya te gana. Por supuesto, tiene un par de momentos cómicos buenos (cuando se le queda la lengua pegada a la escalera de hielo).


        Feo, un rato, pero sobre todo divertido
        Olaf (Josh Gad): Este simpático muñeco de nieve, nacido de los poderes de Elsa, es tan feo como simpático. Es buenísimo, te partes con él desde el momento en que aparece, y tiene los puntazos de la película. Se lleva el premio al personaje leal y divertido de la película. ¿Cómo puede un muñeco de nieve adorar el calor? Pues así. Tampoco sentía mucho interés por él, y fue una grata sorpresa ayer en el cine. Me ganó por la manga en cuanto apareció en pantalla por primera vez, y dijo su primera frase. Le adoro, en serio, tiene unos puntazos el jodio... Lo dicho, grata sorpresa con él.


        Parece majo, ¿verdad? ¡Pues no!
        Hans (Santino Fontana): La gran revelación de la película. Si hay un personaje en esta película que no es lo que parece, ése es Hans. Puede parecer un niño bueno, mono, pavisoso e inocente, pero no. No, porque las apariencias engañan, y este principito pomposo es un cerdo desalmado, que no piensa detenerse ante nada con tal de conseguir el trono de Arendelle. Debo confesar que no me convencía, y tenía un presentimiento sobre él; la tarde anterior a ir al cine le dije a mi madre "éste tiene mucha cara de niño bueno...pa mí que va a ser malo" (cabe decir que mi tía estaba totalmente de acuerdo conmigo). Y justo. Toma. Malo malísimo y despiadado (mi reacción fue, "já, sabía que era malo"). Cerdo creído. En fin, por suerte, obtiene su merecido (esa Anna, ahí se sale...gancho digno de un boxeador). Como villano me gusta, me recuerda a Rourke en "Atlantis"; juega no sólo con los personajes, sino también con la audiencia. Es una novedad, cosa que se agradece.
        El Duque de Weselton (Alan Tudyk): Éste sí que fue una sorpresa. Yo me lo imaginaba más malo, pensaba que él iba a ser el villano del filme, y al final se quedó en nada, pero me gustó el cambio. Hans tiene potencial para ser malo, pero el enano éste, la verdad, se queda corto (sí, chiste malo, pero que se aguante, por creído arrogante). Sí que juega un papelillo ahí al ordenar matar a Elsa, pero finalmente se deja engañar por Hans. Obtiene su merecido al final, y no hay mucho más que decir de él. Podrían haberlo hasta quitado de la película, pero yo creo que está ahí para hacernos pensar que él es el malo malísimo, en lugar de Hans.


        Los trolls: ¡Ay los trolls! Estos también son muy buenos, me reí un montón con ellos, ¡y eso que aparecen poco! Realmente me parecen un acierto en la película, y muy originales. Me mató que pareciesen piedras (¡pobre Kristoff, parecía que estaba loco hablando con las piedras jajaja!), y me gusta la relación con  Kristoff y Sven, y creo que cumplen muy bien con su papel en la historia, por reducido que pueda parecer (aunque el troll jefe, Pabbie, te spoilee un poco él sólo al principio).

        Como siempre, hay muchos personajes, yo os he hablado de los que más me impactan o son más importantes (destaco también a los reyes de Arendelle y su trágica muerte, que dejan a Anna y Elsa destrozadas y más solas que nunca, en diversos sentidos).

        Mi nota:
        Tengo que admitir que he tenido un buen comedero de cabeza con la nota de "Frozen"; estaba entre darle un 9,5 y un 10, pero al final, tomé mi decisión:
        10/10
        ¿Por qué?
        Pues muy fácil: por saber reinventarse, por hacer un clásico para mí inovidable y a la altura de las expectativas, y y por hacerme reír y pasar un rato estupendo, cuando la verdad, no es que esté en mi mejor momento. Se agradece, y se agradece de verdad.



        Espero vuestras opiniones, y si aún no habéis ido a verla, os recomiendo que lo hagáis, vale la pena pagar el pastón que nos soplan por ir al cine (manos arriba, esto es un atraco...) por ver esta película. Muchos besos, y me voy a hacer deberes de matemáticas (o al menos a intentarlo) antes de que se me haga más tarde. No tengo ni puñetera gana, pero es lo que me toca, qué se le va a hacer.
        Nos leemos bloggeros!!
          

        viernes, 25 de octubre de 2013

        Días grises

        Hola bloggeros.
        Llevo un tiempo sin pasarme por aquí, sorry, pero es que he estado un poco liadilla con un montón de cosas...
        Bueno, ¿qué tal lo lleváis?
        Espero que mejor que yo, porque llevo un día asquerosito. El típico día de todo-está-oscuro-y-no-me-sale-nada-bien-quiero-atizarle-a-algo-y/o-alguien.


        Supongo que os habrá pasado alguna vez pasarte toda una tarde hincando codos para un examen como una idiota para que luego llegue el examen, te quedes en blanco y no te salga nada.
        Especialmente cuando son muy largos y ves que escribes, escribes y escribes y no acabas, y te están metiendo prisa. A lo cual tú piensas "¡me cago en la puta, pues no hagáis los exámenes tan largos, cojones!"
        ¿De verdad no se dan cuenta de lo cabrones que son? Una acaba por pensar que lo hacen por hobby...
        ¿Pero es que los profesores no tienen nada mejor que hacer en su tiempo libre que ponerse a pensar nuevas formas de joder a los alumnos donde más duele?
        Bleg.
        Pues con eso a primera hora, ya os podéis imaginar que todo el día para el arrastre. Encima lloviendo y con lo que deprime no ver la luz del sol, levantarte y salir y que sea de noche...por lo menos a mí me deprime.
        Y ver a una amiga que lo está pasando francamente mal y no poder hacer nada por ella, ni siquiera animarla...jode mucho. Duele en lo más hondo, mucho más que una mierda de examen o que cualquier cosa. Duele en el alma, especialmente no saber qué hacer por ella...

        En fin, habrá que intentar acabar este día asqueroso de la mejo forma posible, con el único lado bueno de que es viernes. Así que ahora me pondré un capítulo de "Bleach" hecha una jodida bola en mi cama o en el sofá (iba a estudiar o adelantar deberes, pero que le den a todo) y luego saldré con mis amigos, que de tan payasos que son, son los únicos que pueden salvar este...ya no sé ni cómo llamarlo.
        Ains, nos vemos bloggeros, ya os contaré acerca de mis peripecias...
        Sayonara.

        jueves, 10 de octubre de 2013

        Reseña de manga: "Mi anaranjado atardecer"

        Hey bloggeros, vuelvo a la vida, al menos relativamente.
        Llevaba muchísimo tiempo queriendo hacer una crítica de manga o de anime, pero tengo un pequeño problema; todos los animes que me estoy viendo aún están en emisión o no me los he terminado, por lo que la reseña que hiciera tendría que ser parcial. Aún me estoy planteando si lo haré o me esperaré a acabarlos (por ejemplo, cuando acabe "Naruto", mi anime favorito o "Bleach", otro de mis favoritos, cuando yo me acabe el anime).
        En fin, tenía ganas de hacer una reseña de anime o manga, pero como tenía este problemilla no lo he hecho antes. Finalmente, he decidido inaugurar mis reseñas de manga/anime japonés con un manga cortito y que leí hace poco, porque mis tías se lo compraron entero en la última japan: "Mi anaranjado atardecer" (sí, el título es cursi de cojones, pero es lo que suele pasar cuando traducen del japonés. En japo queda muy chulo y cuando lo traduces se te queda cara de "¿en serio?", pero en fin...). Aviso por siaca, puede contener SPOILERS.
        Ahí vamos:

        Ficha:
        Título original: Hôkago Orange
        Autora: Kyoko Kumagai
        Tomos (estado de edición): 5 (cerrada)
        Género:  Shojo


        Sinopsis:
        Natsumi Sakurai, hermana menor del anterior capitán del equipo de atletismo de su instituto, acaba de entrar en el equipo y no está muy contenta que digamos con Yoku, el sucesor de su hermano como capitán, ¡y ya no digamos con su forma de entrenar!. Nuestra protagonista no puede entender cómo ayudará al equipo de atletismo el jugar al fútbol o al baloncesto a todas horas, pero el bajito capitán parece creer todo lo contrario y, como buen espécimen masculino que es, se niega a darle a nadie explicaciones de por qué hace lo que hace. Natsumi desconfía de que Yoku sea un buen sucesor de su hermano hasta el momento en el que le ve practicar el salto de altura, su especialidad, y se da cuenta de que todos los extraños entrenamientos del capitán tienen una lógica (rarita, pero una lógica). Pese a ser bajito (y muy bajito), Yoku tiene unas habilidades sorprendentes en el salto, y una vez que Natsumi le ve saltar, ya no puede quitarle los ojos de encima...ni sacarle de su corazón.
        Así, Natsumi y Yoku comienzan la carrera de sus vidas, que consistirá en tirar del equipo hacia delante y dejarse la piel para entrar en los nacionales mientras intentan averiguar qué sienten el uno por el otro.
        Complicado, ¿eh?
        Pues para ponerlo aún peor, entrará en escena Koshi, un capullo redomado, antiguo miembro del equipo y que competirá con Yoku por todo...y absolutamente todo.


        Mi opinión:
        Os vais a encontrar opiniones de todo tipo sobre este manga por la red.
        Que si es muy  malo, que si los personajes son muy planos, que si el dibujo muy bueno pero la historia deja que desear, que no, que es muy bueno y todo eso que siempre vemos.
        Bueno, yo voy a daros mi modesta opinión: a mí me ha gustado bastante por no decir mucho.
        Me ha parecido un buen manga, entretenido y con algún momento divertido, aunque no es para partirse de la risa como otros que he leído. Admito que me gusta sobre todo porque es muy light; no resulta pesado, se lee rápido, y porque soy bastante romanticona (aunque me vaya más la sangre, tortazos y espadas, y todo eso en los mangas y animes, soy muy shonen). Es uno de esos mangas que puedes coger en un rato de aburrimiento para convertirlo en un buen rato.
        Fue a mí a la primera a la que le llamó la atención en la japan: no había leído ningún manga tipo deportivo ni nada parecido, y el dibujo me pareció bonito. Así que venga, a la aventura, lo cogí y me lo leí en prácticamente nada, tres tomos por la noche y dos por la mañana (no seguí por la noche básicamente porque me dormía). Engancha, a mí me resultó adictivo y me dejó un buen sabor de boca, con ganas de querer leérmelo otra vez (aunque la historia plus me dejó un poco...igual, de estas veces que piensas, "pues vale". Me hubiera gustado que la autora se expandiera un poco más con el futuro de Natsumi, Yoku y Koshi en vez de eso, pero en fin...).
        Me gusta la historia, que no me parece nada forzada, el amor que se desarrolla entre Natsumi y Yoku y cómo avanza a lo largo de la serie; los momentos cómicos, que dan un momento de ligereza entre el drama.
        Agradecí muchísimo el hecho de que no hubiera relleno y se fuera directamente a la historia que nos ocupa (el sueño de todo Otaku, poco relleno y mucha chicha jajaja), y me chocó el hecho de que Natsumi no llegara a las competiciones finales, no en el mal sentido, sino porque al ser la protagonista ya me esperaba algo del tipo "Buah, se convierte en una crack y gana en la competición", y no. Se agradece que nos enseñen que aunque te resbales tienes que levantarte y seguir luchando para llegar a una meta; no importa que no lo consigas a la primera, lo que importa es que no te rindas (representado en Natsumi al final del manga, cuando se reúne con Koshi y Yoku para la competición). Otra cosa que me gustó: ¡por fin chica más alta que chico! Biiiien jajajaja. Es una tontería, pero a mí me hizo gracia en ciertos momentos. Bueno, eso antes de que el colega pegue un pedazo de estirón y dos años después mida un metro ochenta y pico...o por ahí.

        En cuanto a personajes, bueno, sólo se le da importancia a los tres principales, el triángulo amoroso Natsumi-Yoku-Koshi (éste un poco fuera de lugar, porque sus sentimientos no son correspondidos en ningún momento). Como os decía arriba, he visto en blogs que los clasifican de "planos": yo no pienso eso.
        Maduran, crecen, aprenden y se enfrentan a decisiones y a decepciones a lo largo del manga; tienen un pasado que influye en su presente. Para mí, plano es Caperucita Roja (aunque después del análisis filosófico de mi "queridísimo" profesor de Filosofía ¡ya no sé si es plana o qué cuernos es!)
        En fin, volviendo al tema, mi personaje favorito es, por supuesto, un chico,Yoku, en este caso.
        Me gusta su diseño (aunque hay otros que me gustan muchísimo más) y me chocó en el mejor de los sentidos el hecho de que fuera tan bajito (¿qué pasa, sólo las chicas somos enanas?), pero sobre todo me gusta su carácter. Es cabezota, tenaz, gruñón, persistente, lo da todo por su equipo y adora a Natsumi; la quiere con locura y aún así no le tiene trato especial en el equipo. Todo un capitán, el muchacho. Además, Yoku tiene algo. No sé qué es, pero lo tiene; algo que me hace preferirle a él por encima de Koshi (aunque éste último tenga un diseño más sexy).
        Tengo que admitir que me sorprendió mucho que fuera tan...espabilado en cuanto a ir más allá del besuqueo (mi reacción fue más o menos tipo de "¡joder con el puritano!"), aunque al final se dé cuenta de que no está preparado. Me gustó desde la primera página, me gustó durante el trancurso del manga, y me gustó aún más al final. Suerte de Natsumi, en mi opinión.
        Natsumi, por otra parte, es harina de otro costal. Es bastante pavisosa, dan ganas de pegarla bastantes veces, y es una llorona, pero por lo menos se levanta cuando cae (con alguna que otra ayuda, pero se levanta), cosa que no puedes decir de otros personajes femeninos de mangas y animes. La verdad es que no me cae genial, pero tampoco le tengo asco. Posiblemente, si el manga hubiera seguido, se lo habría cogido, porque me pasa siempre, pero tal y como acaba, no me cae mal. Es sólo poco espabilada, la muchacha.
        Podría ser mucho peor, por lo tanto, quedo en buenos términos con ella. En cuanto a diseño, no es un pibón monumental, lo cual se agradece bastante. Es mona, pero no para caerse de espaldas.
        Y nos vamos al último vértice de este triángulo, Koshi.
        Tengo algunos problemas para clasificar a Koshi.
        Al principio del manga, cuando es un cabrón sin remedio, me caía fatal. Le tenía asco, asco puro.
        A medida que se va enamorando y va madurando, me va cayendo mejor, aunque con bastantes altibajos en ciertos puntos. No es hasta los capítulos finales cuando por fin le cogí el punto; la verdad es que queda ahí, en el aire, y me da hasta un poco de penita, pero no llego a quererle con locura como tanta otra gente (por lo que he leído en otras reseñas). Es un buen personaje, con una evolución curiosa, y, como con Natsumi, también quedo en buenos términos con él, especialmente como personaje cómico. Como personaje cómico me gusta, y mucho. Tiene una vena graciosilla que me hacía esbozar una sonrisa de vez en cuando, y eso es algo que valoro en un personaje. En cuanto a diseño, es un cañón. Es total, muy guapo, un "bad boy" en toda su esencia.

        Una cosilla que quiero destacar y que no es ninguna tontería: en un momento dado del manga, de hecho, al principio, Yoku y Koshi enseñan a Natsumi que la mejor forma de correr es con la espalda recta, sin torcerse, y usando los músculos del abdomen. Y parece coña, pero desde que me lo leí, me acuerdo y lo hago yo misma; desde entonces, corro mejor. ¡Para que luego digan que el manga no tiene aplicaciones prácticas! ¡Zasca!

        Conclusiones finales y mi nota particular:
        Bueno, recapitulando:
        Es un buen manga, entretenido, dibujo bonito y con argumento bastante bien hilado.
        ¿Que no es el mejor de los mejors? Ni por asomo.
        ¿Que no es una maravilla maravillosa? Pues no.
        Pero es un buen manga, al menos en mi opinión.
        En mí consiguió su objetivo, que fue entretenerme, engancharme, que me gustaran la historia y los personajes y que me dejara un buen sabor de boca.
        Es un manga de un ratito, pero un buen ratito.
        La verdad es que la autora se toma unas libertades para con la realidad cuando Yoku salta dos metros y pico con su altura, pero bueno, es ficción, y leemos para evadirnos de la realidad, yo por lo menos.
        Si os aburrís un día y os apetece un poco de amor con dosis de deportes, yo os lo recomiendo.

        Mi nota para "Mi anaranjado atardecer" es:
        8/10

        Os dejo con las portadas del manga. ¡Sayonara, bloggeros!









        jueves, 26 de septiembre de 2013

        Reseña "El cumpleaños secreto"

        Hey bloggeros!

        Aquí voy con la reseña que prometí; "El cumpleaños secreto" de Kate Morton.
        La verdad es que me lo leí hace más o menos un mes y algo (un algo muuuy largo), pero, como ya sabéis, soy una lenta redomada...
        Aviso, la opinión personal contiene SPOILERS.






        Sinopsis:
        Estamos en 1959, Suffolk, Inglaterra. En un día caluroso de verano, el día del cumpleaños de su hermano menor, la adolescente Laurel Nicolson se esconde en la casa del árbol del jardín de su familia, fantaseando con un muchacho llamado Billy, una huida a Londres y un brillante futuro como actriz.
        De repente, las tranquilas ilusiones de Laurel se ven interrumpidas por la llegada de un desconocido a la puerta de su casa; en su escondite, Laurel presencia cómo su madre abre la puerta, reconoce al hombre...y lo asesina sin ningún titubeo.

        Estamos en 2011; han pasado 52 años y Laurel es ahora una actriz de éxito, cuyos recuerdos de aquella tarde la abruman cada vez más. Acechada por ellos y con su madre gravemente enferma, Laurel se da cuenta de que en el fondo no conoce nada del pasado de esa mujer antes de ser su madre, que no comprende qué puede haber en él tan terrible como para que la dulce y cariñosa mujer que ella conoció en su infancia mate tan a sangre fría a un hombre.
        Sin pensarlo dos veces, Laurel regresa a la casa de su infancia para desentrañar los misterios del pasado de su madre y de sus propios recuerdos. En su búsqueda se topará con la historia de tres desconocidos muy diferentes (Dorothy, Vivien y Jimmy) enmarcada en el Londres de la Segunda Guerra Mundial y recorrerá Londres en busca de pistas que la lleven a comprender mejor a su madre para poder comprenderse mejor a sí misma.

        Mi opinión:
        Mi madre me había hablado antes de esta autora, Kate Morton; me había dicho que tenía una forma magnífica de narrar, simple pero espléndida, alternando diferentes tiempos, vagando entre el pasado y el presente, que me gustaría, que tenía que leerme algo de ella...
        Se leyó el libro antes que yo, así como varios de esta autora,  y me dio un poco el tostón para que me leyera algo de ella. Al final, cuando me terminé "Hermosas criaturas", le hice caso y cogí "El cumpleaños secreto", que se acababa de leer ella y le había encantado. Me decía que me iba a gustar muchísimo, y, por supuesto, tenía razón.
        Este libro es uno de esos grandes libros.
        Engancha desde el primer capítulo, llegas a tener esa sensación que los lectores
        conocemos tan bien de no poder dejar de leer.
        Kate Morton narra de tal manera, manteniendo al lector alerta en todo momento, atento al más mínimo cambio o detalle, que, simplemente, no puedes parar. Estoy de acuerdo con aquellos que dicen de ella que es la escritora del momento; tiene una forma tan especial de contar una historia que se mete bajo tu piel, mezclando misterio, secretos, amor...
        Una historia bien tejida y con unos personajes creíbles, entrañables.
        Tal y como a mí me gusta, jejeje.
        Algo que voy a destacar es que la historia no se centra en la vida amorosa sino en el misterio, y, en la época en que me lo leí, en la que la mía estaba un poco bastante jodida, lo agradecí. Y mucho.
        Algo que me dejó un poco agridulce (aunque NO en el mal sentido) fue el final de la historia de amor entre Vivien y Jimmy; siempre queda ese "¿Qué habría pasado si...?" Lo que me cabrée con la petarda que envía la carta de chantaje...¡Joo, qué rabia!

        Os cuento acerca del libro y su estructura.
        El libro está dividido en cuatro partes: Laurel,  Dolly, Vivien y Dorothy, cada una centrada especialmente en el personaje del cual toman su nombre, que se entrelazan y se solapan para crear una gran historia. Ésta se mueve entre el pasado de Dorothy, la madre de Laurel, en el Londres de la Segunda Guerra Mundial, y el presente, en 2011, contando las peripecias de Laurel para desenmarañar el pasado de su madre a base de pocas pistas que va consiguiendo aquí y allá.

        Bueno, nos vamos con los personajes.
        El libro tiene una cantidad enorme de personajes, y os voy a comentar los que más me han llegado a mí en particular.
        Empezar con las protagonistas femeninas, alrededor de las que gira realmente la historia.
        Laurel es un personaje muy correcto. Me gusta su forma de pensar y de actuar, su afán por conocer la verdad. Algo que me ha llamado mucho la atención es que es un personaje protagónico poco típico para mis cánones: en el presente ronda los sesenta años, es decidida y fuerte, se basta y se sobra por sí solita para resolver sus problemas, ni se ha casado ni busca el amor, pero eso no significa que no ame con  locura a su familia.
        Por otra parte, Dorothy, "Dolly" me cabreaba. Está loca, loca en mayúsculas.
        Es la típica niña tonta que se cree muy mayor, con el mundo a sus pies y no es más que eso; una cría. Se hace ella solita unas pajas mentales que sólo puede hacerse una persona mentalmente inestable, de verdad.
        No entendía cómo podía darme tanto asco de joven y gustarme más tarde, de mayor o en los recuerdos de sus hijos; me tenía intrigada esa sensación, que sólo conseguí comprender cuando empecé a acabar el libro y me di cuenta de que nada era lo que parecía, que la Dolly que aparecía en la historia de los 40 no era Dorothy en absoluto.
        No fue una sorpresa para mí cuando leí la verdad, me lo imaginé, pero todavía tenía esa pequeña duda de si de verdad yo estaba en lo cierto (mi madre alucinó cuando le dije que la gran sorpresa ya me la imginaba; para mí, la gran sorpresa fue otra).
        Y así, con Dorothy llegamos a Vivien. La amiga de juventud de Dolly, o eso nos hace creer ella.
        Vivien es un personaje enigmático, frío, pero con motivos más que sobrados para ello, a pesar de que cuando la descubres, no puedes evitar adorarla. Hay una palabra para definir a los personajes así, como ella: entrañable.  Atapada en un matrimonio abusivo y con un pasado horrible, su relación con Jimmy se coló dentro de mí desde su primer encuentro.
        Me dio muchísima lástima que, por las circunstancias, no acabaran juntos, pero nos queda el consuelo de que ambos fueron felices, a pesar de lo cruel del destino.
        Y llego a mi personaje favorito del libro entero: Jimmy.
        Adoro a este hombre, de verdad. Me encanta.
        Su personalidad, su forma de ser, todo. Me tiré medio libro diciendo "Por dios, pobre hombre, se merece algo mejor que la loca esta..."
        ¡Qué mal lo pasé cuando creí que lo habían matado!
        Ayyy, qué ganas de llorar...
        Pobre Vivien...
        Pobre Jimmy...
        Cuando descubrí lo que ocurrió de verdad, levanté la vista del libro y susurré con sonrisa tonta "No puede ser...".  Y sí, sí podía ser. Un alivio...
        Aunque me quedé con las ganas de que se reuniera con Vivien...
        Pero no se puede tener todo en esta vida, por desgracia.
        Debo reconocer que me dio muchísima lástima: volver a ver a la mujer que amas, casada con otro hombre y con hijos, pero saber que es feliz y dejarla ir, vigilar a su hija desde el anonimato...
        Pobre Jimmy; es, posiblemente, el que peor parado salió de esta historia. Pero me alegro de que viviera el resto de su vida feliz, que se convirtiera en fotógrafo, consiguiendo así su sueño, y que siguiera adelante.
        Con respecto al resto de personajes, destaco especialmente al hermano pequeño de Laurel, Gerry, un encanto. Es de ese tipo de personajes que adoras en cuanto aparecen, un genio y un auténtico amor. Ese lado de vulnerabilidad le viene con el síndrome de Asperger que padece, algo con lo que no puedo evitar solidarizarme. También me gusta mucho Rose, la hermana de Laurel; no podía faltar el personaje dulce.
        Como aquellos que más he odiado en el libro, por supuesto, Dolly, a la que no podía aguantar y me daba cada vez más asco, y a Henry Jenkins, el cerdo asqueroso y odioso al que tiene Vivien por marido y que encuenta un trágico final al convertirse en el cazador abatido por su propia presa.

        Conclusiones finales y mi nota particular:
        ¿Qué más os puedo decir de este libro?
        Un libro magnífico, perfectamente narrado, con una historia que cala en el corazón del lector y le incita a seguir leyendo cada vez con más ansias, unos personajes que evolucionan y te ayudan a crecer con ellos, que te meten en su historia y acabas por abrazarla. Yo, por mi parte, puedo decir que se ha convertido en uno de mis favoritos, y Kate Morton en una de mis inspiraciones predilectas. Su estilo al narrar, el arte con el que entreteje una historia así, con tantos matices y misterios que acaban por encajar de forma tan perfecta...me encanta.
        Tiene un final poco habitual; te deja con una sonrisa tonta, con una sensación agridulce por Vivien y Jimmy, pero también de felicidad, porque tuvieron una vida feliz, aunque tuviera que ser separados.
        Os lo recomiendo con el corazón en la mano, porque es un libro que se queda justo ahí: en tu corazón.

        Mi nota para "El cumpleaños secreto" es:
        10/10

        lunes, 23 de septiembre de 2013

        VII Japan Weekend Madrid

        ¡Oi, bloggeros!

        Hoy os traigo mi primera entrada con referencia a uno de mis hobbys favoritos: el manga y el anime.
        ¿Y esto a qué viene ahora?
        Pues viene a que este pasado fin de semana (21 y 22 de septiembre) se celebró en Madrid el evento más esperado por Otakus y Frikis (entre los cuales me incluyo muy orgullosamente, jajaja): la Japan Weekend.

        Cartel oficial

        Para los que no sepaís qué coño es eso, aquí va una pequeña aclaración:
        La Japan Weekend es un evento dedicado al manga, anime y todo lo que lo rodea, incluidos tradición y cultura japonesa, videojuegos, libros... Al contrario de lo que la mayoría de la gente cree, aquí encuentras merchandising y actividades no sólo de manga/anime, sino también acerca de grandes fenómenos literarios y cinematográficos ("Harry Potter", "El señor de los anillos", "Star Wars", "Los Juegos del Hambre"...me declaro fan de todas, en efecto)
        Durante dos días enteros tienes la posibilidad de encontrar merchandising especial acerca de manga, anime, y todo lo nombrado anteriormente, o merchandising que venden aquí, pero más barato (ojo, no quiere decir que sea barata...). También hay talleres, exposiciones, concursos, etc...

        Para los que sí lo sabéis, deciros que esta Japan ha sido un poco más "sosa" que las anteriores; menos tiendas (los del Otaku no fueron, jupe...ah, el Otaku es la tienda friki por excelencia) y precios más altos, pero en fin, la crisis...
        Este sitio es un maldito vicio, en serio.
        ¡Gastas demasiado, se te van los ojos!
        Arrrggg, compro un montón y luego me siento mal...
        En fin, mucho cosplayer por ahí, mucha gente muy maja y otros que estaban muy mal, pero como siempre, esa sensación de "Dios mío, se me van los ojos a todas partes, no sé dónde mirar, me encanta todo, ¡me lo quiero comprar todo!", que no desaparece nunca.
        Por mi parte, esta vez ha caído casi todo de un anime que me estoy viendo ahora, muy famoso y que quería ver desde hace un tiempo, "Bleach" (ya empezaré haciendo críticas de manga/anime...algún día), aunque siempre había tiempo para  "Naruto", mi anime favorito, del que miré todo lo que pude y más, aunque esta vez no compré nada de él.
        Casi todo colgantes, que me encantan (empiezo a creer que tengo demasiados...), tres de "Bleach", uno del Sinsajo de "Los juegos del Hambre" (yo toda fan y no tenía ninguno hasta ahora, ejem...) y un llavero de este anime. Y, honestamente, no recuerdo exactamente qué mas...
        Fui con mis tías, también frikis como yo, y ellas me regalaron una figura que es una pasada del prota de "Bleach" en una de sus evoluciones (mi economía no da para tanto...), y dos "minis" de este mismo prota, Ichigo, con su compañera y gran amiga Rukia (con la que a mi parecer hay tema, pero vamos...).
        Para el que sea un friki y un megafan del manga y el anime como yo,os dejo dos fotos con las citadas figuras:

        Rukia e Ichigo
        Ichigo evolucionado


        Ejem, espero que no se vean muy mal...es que la iluminación es un poco pichí-pichá...
        Y con esto os dejo tranquilos bloggeros, ya habéis leído mis desvaríos una vez más.
        Espero que alguno de los que me leéis séais tan frikis y tan fans del manga y anime como yo.
        ¡Sayonara, y besos, bloggeros!

        miércoles, 14 de agosto de 2013

        Concierto de AURYN en Leganés


        Auryn en promo de "Rompe Ralph"




        Hola bloggeros!!

        Hoy os quiero hablar de mi experiencia anoche en mi primer concierto (sí, lo sé, soy la adolescente más rara del planeta).
        La verdad es que nunca he sido una persona que abrace felizmente las grandes multitudes de gente, así que cuando mis tías me dijeron que Auryn tocaba gratuitamente en las fiestas de Leganés (ciudad donde he pasado prácticamente la mitad de mi vida y de la que tengo muchísimos recuerdos, buenos y malos), debo admitir que no me emocionó mucho la idea. Además, siendo sincera, conocía muy poco a Auryn; la única canción que había escuchado de ellos era "¿Cuándo te volveré a ver?", y porque es parte de la BSO de "Rompe Ralph" (peli que me encantó, todo sea dicho)...
        Así que iba yo no muy emocionada...y debo decir que me sorprendió.
        Me lo pasé como una enana, aplaudiendo, saltando y bailando. Y sí, cantando, cuando tocaron citada canción arriba. Como una loca.
        La verdad, nunca me lo había pasado tan bien en semejante multitud.
        Los chicos me alucinaron totalmente; cantan muy bien en directo, y mantienen la voz saltando y corriendo por el escenario (me flipan todos los artistas que son capaces de hacer eso, en serio...). Son muy cercanos con el público, se nota que son agradecidos los muchachos. Y, para un plus...no están de mal ver, tampoco...
        No es que hayan ganado una gran fan incondicional en mí, pero sí voy a seguir escuchándoles; me gustan sus letras y sus voces. Además, significa mucho para mí personalmente que hayan dado un concierto gratuito.
        Eso es actuar por amor a la música, no al dinero.

        Y que conste...¡que sólo les perdono que destrozaran a Queen porque me lo pasé bien, que si no les crucifico! Es que mira que ponerse a cantar "Somebody to love" y encima en spanish...pues como que no. Que por mucho que lo intenten los cantantes...¡nadie como Freddie Mercury!

        Bueno, ya habéis escuchado mis desvaríos una vez más, y con ellos os dejo.
        Aprovecho para decir que la próxima reseña que haga será de "El cumpleaños secreto", de Kate Morton.
        Un beso chic@s.

        domingo, 4 de agosto de 2013

        Reseña "Hermoso final" Saga de las dieciséis lunas

        Hola bloggeros...sí, vuelvo prontito con las reseñas; últimamente he podido volver a coger mi ritmo habitual de lectura. Estoy pasando por un momento sentimental bastante malo, y necesito refugiarme en aquello que me es conocido y que ha estado conmigo en todo momento en mi vida, y ese algo son los libros.
        Por ello, os traigo la reseña del último libro de esta saga, "Hermoso final" (nunca entenderé la estúpida obsesión por traducir algunos títulos como les viene en gana a las editoriales, porque su título original sería "Hermosa redención" que, a mi parecer, cuadra más con el libro y la saga).
        Como siempre, cuidado, hay spoilers.





        Sinopsis:
        Comenzamos "Hermoso final" ("Beautiful redemption", en inglés original) con una situación descorazonadora: nuestro protagonista, Ethan, se ha sacrificado para arreglar el Orden de las Cosas y detener la destrucción que se cernía sobre el mundo. Sin embargo, ni él ni Lena están dispuestos a aceptar que ese sea el final de su historia, como tampoco lo están el resto de seres queridos de Ethan, ya sea en el mundo Mortal, Caster, o en el Más Allá. Por ello, todos colaborarán juntos para propiciar el regreso del joven Wate, quien tendrá que reescribir su destino, esta vez, de forma definitiva.

        Mi opinión:
        Ahora sí que sí.
        Lo han conseguido.
        Con "Hermoso final", Kami García y Margaret Stohl han conseguido engancharme totalmente. Me han metido en la historia, algo que buscaba desde el principio con esta saga. Estaba ahí, de pie, al lado de Ethan cuando despierta en el Más Allá y cuando cruza las verjas del Custodio Lejano, con Lena cuando se enfrenta a Abraham por el "Libro de las Lunas".
        Este libro tiene una pequeña particularidad que no tenían sus predecesores; está dividido en tres. El primero y el tercero los narra Ethan, como de costumbre, pero el segundo lo narra Lena, y destaco que me ha interesado el punto de vista de ambos.
        Me enganchó desde el principio, pero cuando llegué al libro dos...lo devoré totalmente. Me lo leí en una sola tarde (y es medio libro, más o menos), pero es que no podía parar.
        Ese cariño a los personajes se consolidó para mí en esta última entrega; llegaron a ocupar un lugar en mí, tal y como yo buscaba. Costó, pero lo consiguieron.
        La historia me enganchó, a pesar de que es sólo una única línea argumental, pero muy bien llevada. Era interesante, y no necesitaron más para que yo cayera en sus redes.

        Nos vamos con los personajes, primero con los buenos:
        Ethan, nuestro Ethan. Me dejó hecha polvo su muerte en "Hermoso caos", por mucho que me la viese venir, y este libro me intrigaba mucho con respecto a cómo lo solucionarían. Comenzamos con una reunión enternecedora entre él y su madre, Lila. Tengo que decir que, si ya estaba un poco depre, la reunión madre-hijo casi me lleva al borde del llanto. Aquí vemos al Ethan guerrero de siempre, pero más guerrero que nunca, luchando por volver al lado de las personas a las que quiere, aunque eso signifique dejar atrás a su madre...
        Me encanta este personaje. Destaco especialmente la evolución de su madurez desde el primer libro hasta este último, y el coraje y la tozudez que demuestra en todos ellos. Todas queremos un chico así: que luche por nosotras incluso cuando nosotras no podemos, que no abandone por muy crudas que se pongan las cosas...
        Y ahora me voy con Lena; la caster protagonista se ha ganado su lugar en mi corazón en esta entrega. No me malinterpretéis, si me preguntáis por el primer o segundo libro, todavía os diré que quiero patearle el culo, pero en este me ha llegado. La que lía para hacerle llegar a Ethan el libro, creyendo en él en todo momento (que, la verdad, ya era hora, maja) y contra todas las adversidades. ¡Se enfrenta sin ninguna duda al íncubo de sangre más oscuro de la historia sólo por amor, hay que reconocérselo a la muchacha!
        Incluso su parte en la narración me resultó de lo más emocionante, y su dolor me enterneció muchísimo, así como su fe.
        Vámonos con Link. Ay, nuestro Línkcubo favorito, menudo hacha que está hecho.
        Su actitud me ponía un poco nerviosa al principio, pero es algo comprensible; su mejor amigo desde la niñez ha "desaparecido" como dicen ellos, ya que se niegan a admitir que ha muerto. Pero cuando vuelve a ser él mismo y se mete de cabeza a traer a Ethan de vuelta me encanta. ¡Y mata a Abraham! ¡Sólo con una cizalla de insituto! Menudo crack...
        Por supuesto, su relación con Ridley me hace muchísima gracia y me alegro mucho de que "la prima" haya decidido quedarse con los buenos, porque es otro de los personajes que me gustan muchísimo. Ella no tiene la culpa de haberse vuelto oscura...y al final elige bien. Y quiere a Link, por mucho que quiera negarlo ;).
        Otros dos que me cautivaron, Liv y John. Liv no sale demasiado (la eché de menos en la escaramuza contra Abraham, pero era imposible que aceptara lo que pensaban hacer), pero John sí que consiguió gustarme como personaje. Menudo, John Breed...cómo cambian los personajes de un libro desde que los conocemos hasta el final.
        Como menciones especiales, por supuesto, primero a Amma.
        Amma, un personaje que no me llamaba demasiado la atención (me hacía gracia con la amenaza tuerta, pero hasta el tercero no me cautivó realmente), ha resultado ser la que mayor sacrificio hace por su chico. Ese amor por Ethan la lleva a intentar revivirlo a toda costa, a pesar de que sabe que en cuanto lo haga, ella morirá. Me dio una lástima...Nuestra vidente consigue cambiar las cartas, aunque a un precio muy alto. Demuestra cómo amamos las personas y la capacidad de sacrificio por los seres amados.
        Al fin y al cabo, el amor de madre es lo más grande que hay, y, si no, que se lo digan no sólo a Amma, sino también a Lila, que deja partir a Ethan a sabiendas del peligro que corre, que no volverá a estar con él, al menos en un tiempo largo. Grandes las dos.
        Mención especial también al padre de Ethan que, hechizado o no, por fin vuelve a comportarse como un padre para su hijo, a tía Mercy y tía Grace, que ayudan a encontrar a Abraham y que no están tan chochas como parece (o sí, pero eso les sirve de ayuda) y a los fallecidos; tía Prue (¡qué alegría me dio volver a verla!) los Antepasados (por fin conocíamos en persona a los famosos Antepasados, y, la verdad, no decepcionan ;) ), Obidias Trueblood (siniestro a más no poder, pero que intenta enmendar sus errores pasados) y Genevive Duchannes, a la que no mencioné en la primera reseña y cuya historia con Ethan Carter Wate, antepasado de Ethan (pobre hombre, qué mal acabó por intentar salvar al amor de su existencia) es una parte importante de la que nos ocupa. Genevive me enterneció en esta última parte, intentando ayudar en lo que pueda para enmendarse un poco a sí misma.
        A ver, de los buenos...se me olvida alguien...
        ¡Claro que sí!
        Macon Ravenwood, por supuesto, el tío de Lena. Soberbio, como siempre, especialmente aquí.
        El resto de nuestra familia caster favorita también se luce; todos participan para traer de vuelta a Ethan, incluso Reece, la prima de Lena que peor me cae (es una sabihonda listilla).
        Y, por supuesto, Xavier, el malogrado caster que le echa una mano a Ethan en el peor momento. Varios personajes me dieron lástima en esta entrega, pero él se lleva la palma.
        Quiero creer que, en algún momento, encontrarán la forma de salvarlo, por muy poco probable que sea.
        Y nos vamos con los malos malísimos:
        Primero Abraham, por supuesto, que encuentra un final particular y sorprendente en esta última entrega a manos de nuestro Línkcubo y una cizalla (con una ayudita de Macon, todo hay que decirlo). El íncubo de sangre más peligroso del mundo, al que nadie ha sido capaz de tocar ¡y llega el otro y se lo carga con sólo eso! Puede parecer un final un poco soso para el villano más peligroso de la saga (o uno de ellos), pero a mí me encantó. La cara que se me quedó no tenía precio.
        Sarafine, a la cual vemos bastante más desmejorada pero en su salsa (muerta, pero en su salsa) en el Custodio. Ya sabía yo que la volveríamos a ver; al fin y al cabo mala hierba nunca muere, ¿no?
        Bueno, pues, por una vez, su odio es de ayuda a Ethan; le ayuda a llegar hasta el Custodio Lejano con una petición: "mata a Angelus".
        Y así llegamos al cerdo asqueroso de todo el asunto: Angelus.
        Si a Abraham le cogí asco, a este sujeto ya ni os cuento. Sólo puedo decir que me alegro muchísimo de que Ethan le pateara el culo en su batalla particular, y que se merecía algo incluso peor.
        Vivir encadenado toda su eternidad como uno de esos experimentos suyos, por ejemplo, aunque el final que se le da en el libro tampoco me molesta en absoluto.
        Debo decir que me sorprendió que no reapareciera el bokor dando por saco, pero mejor así, que me daba muy mal yuyu (mal yuyu que resultó estar en lo cierto, visto lo visto).

        Conclusiones finales y mi nota particular:
        Y después de este testamento que os he soltado...¿qué más os puedo decir de este libro?
        Enternecedor, sorprendente, adictivo, bien narrado.
        Es un gran libro, mejora con creces a sus predecesores. Es un buen cierre a la saga  y, como en cualquier buena saga, se nota que las autoras han ido creciendo con los personajes, madurando y dándoles fondo, haciendo que los queramos más a cada página que leemos.
        "Hermoso final" ha conseguido mantener el interés que despertaron en mí sus predecesores y acrecentarlo; si bien no es mi saga favorita, ha conseguido gustarme mucho.
        Tal y como deseaba al terminar "Hermoso caos" ha sido un final acorde; Lena y Ethan, después de mucho vivido juntos, han conseguido su final feliz, así como Liv y John y Ridley y Link (todo lo feliz que estos dos podían conseguirlo) y han pateado el culo de Abraham y el Consejo de la mejor forma posible.
        Una de las cosas que más me gustó del final es la estrategia de Ethan para derrotar a Angelus; no es una pelea física, ni extravagante, sino de ingenio, acorde a Ethan (no quería que se sacaran de la manga algún poder extraño para él y derrotase a Angelus; ni procedía ni sería creíble en la historia). Se sirve de su inteligencia y de la ambición de Angelus, no de la fuerza bruta, y eso me gusta.
        En fin, concluyendo; el final de esta saga que tan poco interés despertó en mí al principio ha conseguido elevarla a una saga que me gusta y me resulta entretenida. Volvería a leerla, puede que no mil veces, pero sí bastantes. Es el tipo de saga que me deja con ganas de escribir un buen one-shot de la pareja protagonista, y eso en mí es decir mucho.

        Mi nota para "Hermoso final":
        9/10

        Mi nota para la "Saga de las Dieciséis lunas" ("Caster Chronicals") es:
        8/10

        Y hasta aquí llegan las aventuras de nuestros casters y esta reseña gigante para un solo libro.
        Ya sabréis de mí, y un beso enorme bloggeros.

        miércoles, 24 de julio de 2013

        Doble reseña: "Hermosa oscuridad" y "Hermoso caos" Saga de las Dieciséis Lunas.


        Bueno, he vuelto con las reseñas. Ya era hora, sí, básicamente porque me leí "Hermosa oscuridad" más o menos en marzo y me acabé "Hermoso caos" a principios de las vacaciones. Así que, ya que estábamos, pues os traigo la reseña doble de la segunda y tercera parte de "Hermosas criaturas". Os aviso; contiene spoilers, si no habéis leído los libros, si estáis en ello, o no queréis que os reviente la historia que se cuenta en ambos, ¡salid de aquí! También os aviso de que me cuesta un poco separar lo ocurrido en cada libro, pero haré lo que pueda ;).

         "Hermosa oscuridad"






        Sinopsis:
        Después del final de "Hermosas criaturas", en "Hermosa oscuridad" ("Beautiful darkness" en inglés original) nos encontramos con que Lena no levanta cabeza: la joven caster lidia con su culpa en la muerte de su tío y con el hecho de que no cristalizó completamente, sino que quedó en medio de la Luz y la Oscuridad, así como con secretos terribles que no puede revelar a Ethan. Mientras, él, por su parte, ve cómo ella se aleja sin poder hacer nada.
        Sin otra alternativa, Ethan deberá internarse de cabeza en el misterioso mundo caster para rescatar al amor de su vida antes de que sea tarde, mientras los casters de la Oscuridad empiezan a moverse...

         Mi opinión:
        Cuando empecé a leer el libro, debo reconocer que tenía la esperanza de que mejorara a "Hermosas criaturas" que, la verdad, me dejó un poco fría. Y, por suerte, así ha sido.

        Eché de menos un poco de acción en la primera parte, cosa solventada en esta segunda. Por supuesto, te deja colgada de nuevo, claro que más, al ser una segunda parte, pero bueno, eso ya me lo esperaba.

        Comencé a coger ese cariño que buscaba a los personajes, cosa que, debo decir, me agradó mucho.
        Le cogí un gran cariño a Link, que se embarca con Ethan en la aventura, a Liv, la futura Guardiana que tira todo por la borda para salvar a la novia del chico al que ama (y que también es su mejor amigo, manda huevos...) sin esperar nada a cambio, a Marian, que hace la vista gorda con funestas consecuencias para ella en el tercer libro, y, aquí sí, a Macon, el tío de Lena.
        Otra de las cosas que me enterneció; la historia de Lila, la madre de Ethan, y Macon, el tío de Lena.
        Una historia preciosa, aunque lo siento un poco por el padre de Ethan...pero si Marian decía que también le quería...bueno, haremos un pequeño acto de fe, porque se pueden amar a dos personas a la vez.
        En cuanto a Ethan, nuestro protagonista, lo que más pensé en este libro fue "Pobrecillo...". En serio, la que lía para buscar a Lena, aún cuando ella no se lo merece.
        Siendo mi favorito (junto con Link, me encanta esa dinámica que tienen), me pareció soberbio, por supuesto. Yo no dejaría ir a un chico así en la vida. ¡El pobre se juega la vida y la salud mental por Lena, y ella se comporta como una asquerosa, por dios...!
        Llegué a sentirlo bastante por Ridley, que se convierte en mortal por hacer lo correcto y amor a su prima, y pierde todo lo que entiende en sí misma.
        Por la que sentí pena sólo al principio y luego quise arrancarle la cabeza, fue Lena, cómo no. En serio, ganas auténticas de matarla, comportándose así con Ethan.
        ¿¡Lo revives para luego hacer esto!? Para mandarte a la mierda, guapa.
        Si yo fuera él, ¡me habría quedado con Liv! Buff, me ponía negra completamente, peor que en el primero. Menos mal que en el tercero se redime, porque si no...
        Entiendo que esté hecha polvo, pero que se le crucen los cables así me mata completamente, en la peor de las maneras. El personaje dejó abierta la rendeción conmigo al final del libro, y, por suerte, esa oportunidad fue tomada en "Hermoso caos".
        Y ahora vamos con los malos:
        Sarafine, la madre de Lena, que, como siempre, actúa en las sombras y apenas sale. Dije que estaba un poco desaprovechada como villana, pero ahora, en esta segunda parte, entendemos que no es la villana principal, ya que no actúa sola.
        El verdadero villano es Abraham, el primer íncubo de sangre de la familia Ravenwood. Tampoco sale demasiado en este segundo libro, sino que se nos cuenta su historia y la relación que tiene con John Breed, el "chico malo" incomprendido que está bajo su yugo.
        Con John debo decir que no sabía qué pensar. Me pareció un cerdo en este libro, pero mi concepto sobre él ha ido cambiando; ya os contaré más en "Hermoso caos".
        De nuevo, destaco a las tías abuelas de Ethan como alivio cómico, que están fatal del tarro, pero me caen de maravilla, especialmente la tía Prue. Parecía que no se enteraba de nada y mira...al tanto de los túneles. Qué crack la tía Prue.
        Destacar también al padre de Ethan, ya salido de su depresión gracias a su tiempo en el psiquiátrico y a Lucille, la gata de las Hermanas, una gata caster muy lista que ayuda a Ethan a lo largo del libro

        La recta final del libro me enganchó especialmente, la cogí con ganas.
        No me sorprendió que Lena cristalizase en ambas, Luz y Oscuridad, un spoiler que la película se encargó de darme de antemano, pero sí me sorprendió mucho que Link se convirtiera en un cuarto de íncubo "gracias" a John Breed . Me encantó que le dieran más protagonismo en este libro y el siguiente; estaba muy desaprovechado en el primero.
        Algo importante que he olvidado mencionar es la "habilidad" por llamarla de algún modo, de Ethan. Resulta que nuestro querido mortal favorito no es un mortal corriente (cosa que intuíamos en el primero), sino un "Wayward", aquel que muestra el camino. Este poder de Ethan le será útil para encontrar a Lena (y los planos de la tía Prue también, todo hay que decirlo) y para más cosas en el próximo libro, ya que el muchacho es algo así como una brújula humana.
        Y yo con un pésimo sentido de la orientación...qué injusticia ;) .


        Conclusiones finales y mi nota particular:
        En conjunto, es buen libro, lectura amena y entretenida. Superó con creces a la primera parte, y debo decir que me ha gustado bastante. Conseguí mi objetivo pendiente: coger cariño a los personajes.
        Como tal, las autoras han conseguido dar la vuelta a la tortilla agregando más acción y atrapar mi interés cual mariposa en una red, algo mantenido en el tercero y que espero siga en el cuarto.
        Tengo sagas que me gustan más, pero esta se ha ido haciendo un huequito en mí y espero que acabe por rematar.

        Mi nota para "Hermosa oscuridad" es:
        8/10


        Y ahora, nos vamos con su tercera parte:

        "Hermoso caos"


        Sinopsis:
        "Hermoso caos" ("Beautiful chaos", en inglés original) comienza con lo que la señora Lincoln (la madre de Link) llama el comienzo del Apocalipsis.
        Calor insoportable, tierras secas, plagas de cigarrones, terremotos...
        Lena rompió el Orden natural de las cosas al cristalizar como ambas caras de la misma moneda, y ese es el precio que el mundo está pagando. Ambos, casters y mortales sucumbirán dentro de poco como Lena, Ethan y todos los implicados en esta locura no encuentren pronto la forma de reparar el Orden roto.
        Sin embargo, las cosas se complican cuando se hace más evidente que algo o alguien debe ser sacrificado para hacerlo...

        Mi opinión:
        No sé muy bien si "Hermoso caos" superó a "Hermosa oscuridad", pero a mí me gustó bastante. Si no superó a su predecesora, al menos no bajó de nivel, sino que quedó a la altura. No me enganchó como me habían enganchado otros libros, pero sí tiene su puntito. Resulta predecible en ciertos momentos y no aguarda unas grandes sorpresas, pero sí es un buen enlace entre el principio y el final de la saga.

        Es, posiblemente, el libro más maduro y desgarrador de esta saga. Los personajes maduran, se enfretan a circunstancias que deben arreglar, pero que a su vez escapan a su control, y a consecuencias que tienen que asumir.
        Durante varios puntos he tenido una angustia en el pecho, especialmente durante el terremoto y las consecuencias para Gatlin y las Hermanas (pobre tía Prue, por poco me echo a llorar...) y con el destino de Marian (casi me da algo cuando el Custodio Lejano la juzga y casi la mata...bendito John Breed).
        Y, por supuesto, el final desgarrador (pero predecible) que aguardaba el libro.
        Ethan, mi pobre Ethan...mi personaje favorito y van y se lo cargan (lo revivirá Lena en "Hermoso Final", ¡pero no quita que de momento esté muerto!). Lo veía venir, con los indicios de aquellos cambios en sí mismo, la "Rueda de la Fortuna", el comportamiento de Amma y "El uno que son dos" (ellos pensaron en John, pero yo pensé en Ethan desde el principio...).
        Otra "sorpresa"; Ridley encerró a John y le obligó a que hiciera magia para ella. Esta pista se daba en el epílogo de "Hermosa oscuridad", y, la verdad, mis sospechas se vieron confirmadas.

        Vámonos con los personajes, como siempre:
        Por fin, en este libro, no quise matar a Lena, toda una proeza. Me dio mucha lástima por la muerte de Ethan y por tener que matar a su propia madre. Tengo la impresión de que en "Hermoso final" veremos a esa Lena caster-guerrera que luchará por traer de vuelta a Ethan...y que conseguirá ganarme por la mano.
        Ethan...¿qué puedo decir? Mi personaje favorito, perdiéndose lentamente a sí mismo a lo largo del libro me mataba, de verdad. Su habilidad como "Wayward" cobra un poquito de protagonismo aquí, pero lo que más destaca es la madurez que muestra (todos, pero él especialmente), sobre todo afontando que debe morir. Joo, qué penita...
        En cuanto a relaciones, me llegó especialmente la de Ridley y Link (con más protagonismo estos dos en este libro, que, la verdad, me ha encantado)...me encantan estos dos, de verdad espero que se queden junticos...
        La relación por excelencia de los libros, la de Lena y Ethan me gusta, pero me llegó muchísimo al alma cuando Ethan se despide de ella...al borde del lagrimón.
        En cuanto a Liv y John...muy bonito momento el del depósito. Puede considerarse un poco forzada, pero Liv se merece a alguien que pueda corresponderla. John se redime como personaje aquí, y, la verdad, es que viendo su historia, no tenía apenas cosas de las que redimirse. Le cogí asquito en "Hermosa oscuridad", pero al ver que es un peón de Abraham y que realmente no es mala persona...me ganó (eso ¡y que salvó a Marian!). También quiero ver más de este John, con sus peculiares poderes.
        Y tengo que admitir que eché de menos a Liv en algunas de las aventuras narradas en el libro, pero tampoco era plan de meterla a capón. El libro, la historia y el personaje no lo pedían así.
        Macon, soberbio, por supuesto, a pesar de que me gustó más en su libro predecesor.
        Marian, pobre Marian. Espero que no haya más consecuencias para ella en el último, que ya ha tenido bastante, la mujer (y, a mi entender, no hizo nada malo, digan los asquerosos del Custido Lejano lo que digan).
        En cuanto a villanos;
        Adiós Sarafine...aunque tengo la impresión de que volveremos a verla por ahí. Tengo que reconocer que de las historias de flash-backs contadas en los tres, la de Sarafine es la que me ha gustado más.
        Ver a Izabel (antiguo nombre de Sarafine) luchar contra la Oscuridad por no querer volverse oscura, por amor a su marido y su hija, caló hondo en mí desde el primer momento. Por supuesto, tenía que llegar Abraham a joder la pava, y nos queda esa pequeña duda de si Sarafine habría sido así de mala malísima de no ser por él...
        Abraham cerdo asqueroso, uy qué asquito le he cogido. Aquí sí se ha mostrado del todo como el villano malvado que es...por su culpa, Gatlin queda destrozado y la tía Prue muere...¿qué será de las Hermanas sin ella? Esperemos que sigan igual de locas, porque son un alivio cómico indispensable en el libro, a mi parecer.
        Y llegamos con los que creo que serán los villanos prominentes en el último libro: "El Consejo del Custidio Lejano". Apestan a malos. Pero con todas las letras. Y, si encima Macon nos dice que no nos fiemos de ellos, e intentan matar a Marian, pues todavía apestan más.

        Destacar a la Lilum, que da un pelín de mal rollo, al Bokor, que da muuuy mal rollo, y al padre de Ethan y la señora English (personaje al que nunca creí que se le fuera a dar más protagonismo que un par de líneas, pero en fin, ¡sopresa!. Y bien recibida, que conste). Eso sí, espero que no cuaje su relación o lo que sea que haya ahí, porque no me pegan ni con cola; lo siento, pero no. Además ¿os imagináis al pobre Ethan teniendo que soportar a la señora English dándole por saco hasta en casa con los trabajos? Es el suplicio de cualquier estudiante, tener al profesor hasta en casa...
        Y Amma...qué lastimita. Todo el libro sabiendo que su niño va a morir y no poder hacer nada por evitarlo...incluso intentado buscar ayuda de lo peor...pobrecilla.

        Conclusiones finales y mi nota particular:
        Como su predecesor, es un buen libro. Ameno, entretenido y en la línea de "Hermosa oscuridad". Me gustó, quedó a la altura del anterior y no las autoras no hicieron nada imperdonable (bueno, sí, matar a la tía Prue...). Preparó el terreno para "Hermoso final", y espero que sea un final acorde a la saga y que Ethan y Lena obtengan su final feliz, porque los pobres se lo merecen. Bueno, y Ridley y Link, y Liv y John...
        Y también espero que pateen el culo de Abraham y el Custodio Lejano. ¡Eso me haría muy feliz :) !
        Como he dicho antes, no sé si superó a su predecesor o no, pero sólo porque me enganchó más (puede que porque estaba un poco más libre hasta que llegaron los temibles exámenes finales), le voy a subir un poquito la nota.

        Mi nota para "Hermoso caos" es:
        8,5/10

        Bueno, hasta aquí llega esta enorme reseña doble. Cuando consiga "Hermoso final" y me lo lea, tendréis reseña de él también.
        ¡Un beso fuerte bloggeros!

        viernes, 21 de junio de 2013

        I'm back, I'm not dead

        ¡Hola de nuevo!
        Buf, llevo un montonazo de tiempo sin pasarme por aquí, he tenido todo abandonado y paralizado...
        ¡Lo siento!
        He tenido un trimestre duro, el último de 4º y había que dar un último empujón para que todo saliera más o menos bien, y, debo admitir que valió la pena, porque salió mejor que bien.
        En fin, ahora que es verano espero darle un empujón al blog, ponerlo en funcionamiento bien y hacer aquello que me falta (reseñas prometidas, por ejemplo, ejem).
        Un beso, nos leemos en las próximas entradas.

        martes, 2 de abril de 2013

        Se acabó lo bueno...

        Bueno, por desgracia, llega el momento que todos los estudiantes odiamos a muerte...y, sí, ese momento es el regreso al instituto y la rutina de las vacaciones.

        Se acabó lo que se daba, y ahora mismo tengo que volver a la rutina de las que han sido unas de las mejores vacaciones de mi vida, si no las mejores (sí, mucho que ver con temas románticos, gracias al tonto de mi chico, pero en familiares también bien, por lo tanto...not bad). Y me da una pereza...
        ¿Pero por qué tenían que ser las vacaciones de Semana Santa tan cortas? ¡¿Por quéeeee?!

        En fin, no nos queda más remedio que afrontarlo, entrando ya en la temida recta  final del curso y rezando para que se nos dé bien.
        Esperemos que el primer día de vuelta a clase no sea muy duro (¡porfa, porfa, poooorfa!).

        Nos leemos bloggeros, y espero que no os cueste mucho regresar a la rutina (misión imposible, ¿verdad?)

        sábado, 23 de marzo de 2013

        Reseña "Hermosas criaturas" (libro) Saga de las Dieciséis Lunas

        Bueno, tal y como dije, aquí va la reseña del último libro que me he leído, "Hermosas criaturas", el primero de la saga "Dieciséis lunas".
        Me choqué con esta saga (como me suele pasar) cuando hacen la película (¿por qué siempre me pasa? ni guarra) e hice algo que no acostumbro a hacer; vi la película antes de leerme el libro.
        No me gusta hacerlo, pero estaba un poco depre y mis tías me llevaron al cine a verla para que me animara un poco. La película me gustó mucho, aunque, después de leerme el libro, la adaptación es bastante mala. No me malinterpretéis, como película está muy bien, de verdad, pero como adaptación del libro, deja mucho que desear. Bueno, más sobre eso en el review de la película (próximamente), porque este post es para el libro. Aviso, la opinión personal puede contener spoilers.


        Sinopsis:
        "Hermosas criaturas" ("Beautiful creatures", en inglés original) narra la historia de Ethan Wate, un chico normal que vive en el aburridísmo pueblecito de Gatlin, en Carolina del Sur. Un pueblo en el que nunca pasa nada...hasta que Lena Duchannes llega sin avisar a Gatlin y a la vida de Ethan. Bueno, parcialmente sin avisar, porque nuestro protagonista lleva soñando con ella desde hace bastante tiempo.
        Y, sin previo aviso, empieza a pasar de todo en ese pueblo en el que nunca pasa nada (extrañas tormentas inexplicables, por ejemplo).
        La vida de Ethan acaba patas arriba cuando se enamora sin remedio de la extraña sobrina del aún más extraño Macon Ravenwood, que lleva años sin salir de casa. Lena no parece encajar en ningún sitio; viste ropa extraña, es solitaria y retraída, y el pueblo la condena por ello nada más llegar, simplemente por ser diferente, la recién llegada.
        Sin embargo, en un mínimo punto, tienen razón; Lena está muy lejos de ser una chica normal...
        Pero Ethan no puede evitar sentirse cada vez más atraído a ella, y ese amor los llevará por derroteros peligrosos, y descubrirán para el joven Wate que en Gatlin, ese pueblo que creía conocer tan bien, nada es lo que parece.

        Mi opinión:
        No puedo decir que sea uno de mis libros favoritos, ni que lo vaya a poner en un pedestal. No es una maravilla, pero engancha (aunque en cierto momento se haga un poco pesado). Por supuesto, te deja bastante colgado (cuando lo acabé se me quedó una poker face...), pero se lo perdoné porque sabía que era una saga y, siendo el primero, ya me suponía que te dejaría, como dice mi tía, más colgado que una paraguaya (en el sentido de fruta colgando del árbol, no me seáis tan así como para malinterpretarlo).

        Una cosa que destaco es que narra Ethan en primera persona, y tiene unas valoraciones de lo más tronchantes. No estoy acostumbrada a la narración masculina en primera persona, pero debo admitir que me gusta cómo piensa Ethan. Es divertido y listo, muy majo el muchacho.

        Me ha gustado bastante, pero tengo una pega bastante grande, algo que necesita todo buen libro para ocupar un lugar especial en tu corazón.
        No llegas realmente a cogerles un cariño especial a los personajes.
        Eso es lo que me falla en el libro; al menos, yo no lo conseguí.
        Le cogí cariño a Ethan, a su mejor amigo Link (muy divertido, sólo porque está como una cabra), e incluso a la malvada prima de Lena (que, en el fondo, no creo que sea tan mala), Ridley, pero no ese tipo de cariño por el que estás a punto de llorar cuando muere un personaje, o odias a muerte al malo de turno (de hecho, la mala deja bastante que desear, a mi parecer. Me dejó más marcada el primo de Lena, Larkin. Eso sí me dejó O_O). Ese es el tipo de cariño que no está presente.
        No tiene realmente un secundario entrañable; el puesto podría ser para Link, o Macon, el tío de Lena (aunque yo no llegué a cogerle el punto al personaje hasta el final del libro). Puede que incluso Amma, la supersticiosa mujer que ha cuidado de Ethan desde que era niño, pero ninguno llega a convencerme. Sin embargo, como alivio cómico, debo destacar a "las Hermanas", las tres locas tías abuelas de Ethan, que me recuerdan a Flora, Fauna y Primavera de "La Bella Durmiente" en su versión más chocha y cómica, aunque luego, sólo por lo locas que están, le sean a Ethan de gran ayuda.

        Los protagonistas tampoco se llevan un Óscar.
        Lena me pone nerviosa en varias partes del libro. A veces te dan ganas de soltarla dos guantazos, de verdad, puede ser desquiciante (de hecho, voy por el segundo libro y no mejora la cosa, ¡va a peor!). Es muy bipolar, que supongo que puede justificarse en cierto modo, pero me daba bastante lástima por Ethan de vez en cuando. De hecho, me hizo pensar que yo también era un poco bipolar; un segundo me caía bien y al siguiente quería matarla. Su versión cinematográfica me cae mucho mejor, la verdad.
        En cuanto a Ethan, tengo que decir que es mi personaje favorito. Él sí me llegó bastante, ya sea por las ocurrencias que tiene o porque no duda de Lena ni un segundo, por mucho que ella dude de sí misma. El amor que siente por ella realmente me caló (aunque algunos otros me hayan calado más, pero bueno). También había momentos de "qué ganas de matarte, hijo", pero nada comparados con los de Lena. Destaco también que me gusta la forma que tiene de recordar a su madre fallecida (que está muerta, sí, pero es muy importante en el libro), y la relación que tiene con ella y con los libros (Marian, la bibiotecaria de Gatlin y amiga de la madre de Ethan, es un secundario muy importante en el libro y que en la película fusionaron con Amma). Su padre, sin embargo, me dio bastante lástima, pero también rabia. La forma que tiene de ignorar el mundo, y por extensión, a su hijo, por la muerte de su mujer, me parece muy cruel, por muy involuntario que sea. El dolor por perder a un ser querido es infinito y horrible, pero Ethan también la perdió, y era su madre. Dice mucho del carácter de ambos, padre e hijo, la forma que tienen de afrontar la vida sin Lila (la madre de Ethan).
         

        Conclusiones finales y mi nota particular:
        En conjunto, es un buen libro. Puede hacerse muy rápido o muy pesado en partes, pero la historia es original y bonita. Sólo le pongo esas pegas, pero, por lo demás, está bastante bien, es entretenido, a pesar de que no pasará a mi lista de libros más adorados. Espero que en los próximos libros consiga cogerle ese cariño que busco a los personajes, porque, la verdad, me daría un poco de pena si no. Le doy esta nota porque, al ser el primero, espero que mejore en los siguientes.

        Mi nota para "Hermosas criaturas" es:
        7/10

        ¿Os lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Discrepáis conmigo, o estáis de acuerdo?